13 años de prisión por el homicidio de Marcos Fleitas

328

marcosUn hombre de 62 años y de nacionalidad paraguaya fue condenado ayer a 13 años de prisión al comprobarse que fue el autor del brutal homicidio del joven Marcos Fleitas, ocurrido el 29 de octubre de 2011 en el barrio Santa Rosa de esta ciudad.

La sentencia –que fue leída ayer a las 11- corresponde a la Cámara Segunda en lo Criminal, cuyos jueces, María de los Angeles Nicora Buryaile, Luisa Beatriz Zanín y Ricardo Fabián Rojas, decidieron aplicarle al procesado 13 año de prisión, tras hallarlo autor penalmente responsable del homicidio del joven Fleitas.

Los hechos ocurrieron a la mañana bien temprano en la casa que el condenado alquilaba en Ejército Argentino 1745, donde en medio de una discusión este le propinó varios puntazos con un destornillador al joven Fleitas, quien se retiró del lugar muy malherido y luego de caminar casi cuatro cuadras se desplomó en la calle falleciendo casi en el acto a causa del profuso corte infligido en la aorta.

El joven fue encontrado sin vida en Ejército Argentino 1460, entre Ayacucho y Paraguay, del barrio Obrero.

Para arribar a la conclusión de que el acusado fue el autor del homicidio, el Tribunal evaluó las numerosas pruebas materiales, periciales y testimoniales reunidas a lo largo de la investigación policial-judicial, corroboradas posteriormente durante el juicio oral y público realizado días atrás en Tribunales.

Las comunicaciones telefónicas entre el condenado y el joven en momentos previos al desenlace fatal, revelaron el encuentro que ambos tuvieron en el alquiler de la calle Ejército Argentino y situaron a víctima y victimario en el escenario del crimen. Además, varios vecinos del lugar y ocasionales transeúntes afirmaron haber visto a Fleitas, minutos antes de caer desplomado, que caminaba con dificultad y sin compañía alguna por calle Ejército Argentino, con lo cual quedó descartado que haya sufrido una agresión en el trayecto que va desde la casa del homicida hasta el lugar donde posteriormente fue encontrado sin vida. Pero además, el occiso fue hallado, no sólo con su documentación personal y con el celular de su pertenencia sino además cierta cantidad de dinero, lo cual también desechó un posible ataque con intenciones de robo.

Respecto a la autoría del acusado, la jueza Nicora Buryaile, que fue primer voto y a cuyos fundamentos se adhirieron sus pares, expresa que no quedó ningún margen de dudas que el episodio de violencia que sufrió Marcos Fleitas al ser agredido letalmente con el elemento punzo cortante, encontrándose con el torso desnudo, se suscitó en el interior del recinto habitado por el enjuiciado, quien se encontraba junto con la víctima en absoluta intimidad.

Con relación al perfil del condenado, los profesionales que lo entrevistaron en su lugar de detención, resaltaron la comodidad con que se expresaba al hablar de temas relacionados con la actividad que el mismo desarrolló en la República del Paraguay en épocas del presidente de facto Stroessner, perdiendo toda espontaneidad en el relato al abordar otros aspectos relacionados con su vida familiar e íntima, identificando en el mismo rasgos de una homosexualidad reprimida y no asumida, con tendencia homofóbica, entendida como la aversión obsesiva contra hombres o mujeres homosexuales.

También notaron los limitados mecanismos de defensa que posee el acusado para resolver situaciones problemáticas o conflictivas para él, refiriendo que su fuga al Paraguay en el marco del proceso es un claro ejemplo de su mecanismo primitivo de negación.