4.000 euros por un racimo de uvas

40

Como cada año, se ha celebrado en el Mercado Central del Mayorista de Kanazawa, en la isla de Honshu (Japón), la subasta de racimos de uva Ruby Roman, una variedad de uva de mesa que se cultiva y comercializa en su totalidad en la prefectura de Ishikawa. Se trata de un tipo de uva que tras años de desarrollo, empezó a comercializarse hace unos 7 años bajo el distintivo de uva de primera calidad. Las normas de comercialización son muy estrictas y antes de proceder a la subasta se verifican las características de cada racimo, cada uno debe contener un mínimo de granos de uva y cada grano debe reunir unas condiciones específicas de tamaño y contenido de azúcar.

Todos los racimos se consideran de primera calidad, pero en algunos casos pueden adquirir la certificación de categoría Superior o Premium, debido a que los granos de uva son más grandes de lo que marcan los estándares, como es el caso de este racimo de uvas Ruby Roman formado por 34 granos por el que se han pagado 4.000 euros, es decir, cada grano de uva ha costado casi 120 euros.
 
Este racimo es uno de los pocos que se han certificado como Premium, hay que tener en cuenta que durante los 7 años de producción muy pocos se han certificado con esta categoría, parece que las buenas condiciones climáticas de este año han propiciado que se puedan certificar más racimos Premium de lo habitual. En el año 2010 se certificaron seis, en el 2011 ningún racimo alcanzó la certificación Premium y tampoco el año pasado.

 
 

En el vídeo podéis ver el desarrollo de la subasta y al gerente de una sala de bodas de Kanazawa posando con su racimo de uvas de 4.000 euros. Esta variedad de uva se considera la más cara del mundo, y a pesar de su alto precio, cada año se agota la producción. Este año y hasta que finalice la temporada el próximo mes de septiembre, los agricultores esperan comercializar unos 16.000 racimos, evidentemente no al precio que se han comercializado los primeros racimos de la temporada, pero a pesar de ello, siguen siendo muy caros. Si tenéis curiosidad, en la página web de Ruby Roman Club nos hablan de la historia de la variedad, sus características, modo de cultivo y localización de las plantaciones, etc.

No nos debe sorprender que en Japón se paguen 4.000 euros por un racimo de uvas, recordemos que se realizan subastas con otras frutas y se llegan a pagar precios desorbitados por las primeras piezas de la temporada, un ejemplo es el melón Yubari, en el año 2008 se llegó a pagar la friolera de 19.000 euros por un melón. Podéis conocer más detalles de la subasta a través del periódico japonés NHK News.

4.000 euros por un racimo de uvas

Vía Capitan Cook | Ver post original