Accidentes fatales: Madres del Dolor pidieron más controles y penas efectivas

19

El domingo pasado, miembros de la asociación Madres del Dolor brindaron una conferencia de prensa en el Salón Franciscano de la Catedral. La convocatoria fue la antesala de la jornada de descubrimiento de estrellas amarillas en homenaje a víctimas de accidentes de tránsito en la ciudad. Viviam Perrone, secretaria de la asociación, pidió que se realicen «más controles para evitar que estos hechos ocurran» y que haya penas más efectivas en los juicios a los responsables.

En diálogo con La Mañana, Perrone dijo que en los últimos años, en todo el país se han visto «muchísimos casos» de accidentes de tránsito con desenlace fatal y que en la gran mayoría «es poca la justicia que se obtiene». «En muchos casos, quien produjo la muerte tenía exceso de alcohol en sangre o se fugaron del lugar del hecho y, a pesar de eso, están en libertad», subrayó.

La visita a la provincia, dijo Perrone, fue para brindar acompañamiento a las siete familias de víctimas de accidentes de tránsito de Formosa, que tendrán su estrella amarilla en el lugar en donde ocurrieron los accidentes. Seis serán colocadas en esta capital y una séptima estará emplazada en El Corralito, Pirané. Las mismas serán un homenaje, pero también una manera de crear conciencia en la sociedad. «Vinimos a decirles a las autoridades que cumplan con sus funciones y a las familias, que vean qué se puede hacer para llegar a juicio y que haya sentencias efectivas».

Prevención

Observadora, Perrone comentó a este Diario que «en las pocas cuadras» que transitó en esta ciudad, le llamó la atención que «hay mucha gente que está arriba de las motos con sus hijos sin cascos. «Hace falta controlar más en las calles y evitar que se produzcan estos hechos. En muchos casos fatales de Formosa, los que produjeron los hechos tenían alcohol en sangre o estaban conduciendo en estado de ebriedad. Si no hay controles, no hay límites. Esa es la primera deficiencia. Y después,  hay que aplicar las leyes. Si los jóvenes ven que producen estos hechos y a los días están manejando otra vez, la verdad es que es mucho el dolor que nace en las familias de las víctimas», agregó. 

La lucha de la asociación Madres del Dolor, entre otras, es que quien atropella a una persona y se escapa del lugar del hecho reciba una pena mayor que quien se queda a asistirla. Así como también que el alcohol en sangre deje de ser un atenuante al momento de un accidente y pase a ser un agravante. «Parece ser algo de sentido común, pero en la ley no es así. Da lo mismo el que se escapa o el que se queda. No queremos venganza ni hacer justicia por mano propia, queremos que los jueces lo hagan», aseguró Perrone, y agregó enfáticamente: «Si uno está borracho, atropella y escapa o está usando el celular, no es un accidente», y pidió hablar de «hechos de tránsito». 

A modo de mensaje a las familias de víctimas, Perrone pidió que «sigan luchando y no dejen que el dolor los venza. Vayan a golpearles la puerta todos los días a la fiscalía si hace falta. Denuncien, digan que tal persona está conduciendo. Que se unan y que vayan todos juntos a las puertas de los Tribunales. Así hemos logrado cambiar la conciencia de los fiscales y jueces. Hay que seguir denunciando».

Conejero

Entre los presentes, en la audiencia estuvo el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero. Invitado por el sacerdote Sergio Castro, quien perdiera a su padre Martín Carmelo en un accidente de tránsito dos meses atrás, el pastor de la Iglesia formoseña accedió a la convocatoria «para escuchar y aprender». 

Consultado por La Mañana, monseñor dijo estar interiorizándose en la problemática, y que pese a desconocer la legislación sobre el tema, «obviamente reclaman un cambio». «Yo voy a escuchar, porque vengo como aprendiz sobre esta temática, y a partir de esto, yo apoyo todo lo que sea más justo, más humano. Esto es un reclamo de personas en orden a una mayor justicia y todas estas iniciativas hay que apoyarlas».

También, Conejero volvió a referirse a la problemática de las drogas y el consumo de sustancias, esta vez entre los conductores. «El alcohol es una forma de droga, pero hoy día lamentablemente hay otro tipo de adicciones que si uno está fuera de control, corresponde el estar atento sobre esto», afirmó. LA MAÑANA – Formosa.

Comentarios

Comentarios