Acusan a concejal del FPV de instalar una FM contraviniendo la Ley de Comunicación Audiovisual

161

El trascendido se conocía desde hace un tiempo, pero fue el propio edil del FpV quien lo confirmó a través de su página TNgoya. El concejal Ariel Pereira es el creador de su sitio informativo desde el año 2.009 y ahora pretendería adosarle una radio de FM abierta, sumada a la señal online de la citada página de noticias.

Esta sería una estación sin ningún tipo de aval de la Afsca, ya que no existe concurso alguno para el otorgamiento de licencia en la actualidad y va contra los intereses de aquellas emisoras que sí se acogieron al régimen de normalización en el año 2.006 y las cuales cuentan con el otorgamiento de licencia desde diciembre de2008.

En los últimos días trascendió que habría adquirido los equipos a un  hombre de apellido Gutiérrez, y que los estudios se estarían montando en pleno centro de la ciudad.

Como sucede en todas la ciudades de la Argentina, la proliferación de estaciones de radio que transmiten en frecuencia modulada ha tenido un crecimiento exponencial y sin ningún tipo de control por parte de los organismos encargados de fiscalizar esta cuestión.
Goya no es la excepción y a pesar que a fines de 2006, unas 19 radio se acogieron al llamado a licitación para la explotación de emisora en FM, el nacimiento de nuevas estaciones de manera ilegal no se detuvo y en la actualidad se pueden contar más de 30 radios sin ningún tipo de control ensuciando el espectro sonoro y en claro detrimento de aquellas encuadradas en el marco de la ley.
Con estos antecedentes, el concejal Ariel Pereira vuelve a quedar en el centro de las críticas, al ser el mentor de un proyecto violatorio a la ley que rige la instalación y explotación de radios, además de anunciarlo como si se tratara de un simple formalismo.
Voces disidentes a este proyecto indican que «el concejal no podría desconocer que es totalmente ilegal la instalación de dicha radio sin antes cumplir los requisitos legales a tal fines y resulta peligroso y lesivo que un funcionario ignore los mecanismo».


EL PROYECTO EN PIE

Por estos días ya se ha montado la torre que servirá de antena para la transmisión y está ubicada en 9 de Julio y San Martín a pocas cuadras del la Municipalidad de de Goya, y no se descarta que el proyecto cuente con otros socios que serían altos funcionarios del ejecutivo local, lo indicaría  cuál será el corte editorial de la emisora radial.
En cambio no es el contenido lo que preocupa a los medios goyanos, sino que además de no contar con la licencia, saber la potencia con la cual emitirá, ya que en Goya, la categoría autorizada en su momento por resolución del Comfer, en la actualidad Afsca ,es la “E” y que fuera otorgada a un número importante de radios que debieron cumplimentar con una serie de requisitos por más de dos años y muchas de la cuales incluso debieron mudarse de dial por pedido del organismo pertinente garantizado de esta manera la superposición auditiva de la mismas y para lo cual se les ha otorgado un canal exclusivo y su correspondiente sigla distintiva que para la provincia de Corrientes es la LRH.

“OTRA VEZ PEREIRA”
Como se recordará, el concejal Ariel Pereira se encuentra imputado por la justicia por la presentación de título universitario apócrifo cuando accedió a su banca en 2009 y por la cual habría cobrado de manera indebida un plus de 30% con licenciado en Relaciones Laborales, cuando en realidad le faltaban 6 materias para recibirse.
Más allá que el Concejo Deliberante lo absolvió en una pírrica y controvertida sesión que terminó con la renuncia del concejal de FPV Francisco Hormaechea, la justicia siguió con la investigación a través del fiscal Guillermo Barry, quien consideró que había elementos necesarios para imputarlo y en la actualidad el caso está en manos del Juez Carlos Antonio Balestra quien ya le tomó declaración a finales del año pasado.
Este nuevo paso de Pereira, de concretarlo, seria nuevamente cuestionado desde lo ético ya que un funcionario que fue elegido por el voto popular, no sería bien visto violando la ley que supuestamente, debería velar por su cumplimiento.