Al menos 40 muertos en un nuevo atentado en Nigeria

255

AGENCIAS

  • El suceso ocurrió en un concurrido bar de Mubi, en el que se estaba retransmitiendo un partido de fútbol.
  • El bar estaba cerca de una base militar de la localidad.
  • Algunos vecinos de la zona aseguran haber visto unos 60 cadáveres.
  • La ciudad vive desde hace meses con toque de queda por los ataques integristas.

Ataque de Boko Haram

La Policía cifró en al menos 40 los muertos en el atentado con bomba de ayer en un concurrido bar de la ciudad de Mubi, en el noreste de Nigeria, perpetrado supuestamente por la milicia radical Boko Haram, informó el diario local The Vanguard.

El ataque se produjo a las 19.00 hora local (18.00 GMT) cuando decenas de personas seguían por televisión un partido de fútbol en ese bar del estado de Adamawa, que junto a los vecinos Borno y Yobe viven golpeados por la actividad terrorista del grupo.

Aunque la policía de Adamawa no confirmó el número de víctimas, fuentes policiales citadas por el diario The Vanguard confirmaron que al menos 40 personas murieron en el ataque. Sin embargo, el periódico nigeriano The Punch señaló que algunos vecinos de la zona aseguraron haber visto al menos unos 60 cadáveres.

El rotativo también informó de que la Policía detuvo a dos presuntos autores materiales del atentado, uno de los cuales falleció en el hospital poco después de su arresto. La explosión se produjo poco antes de que se activara el toque de queda decretado desde hace meses en la región por las autoridades para luchar contra las acciones de los integristas.

Pese a que el ataque no fue reivindicado por ningún grupo, se sospecha que es obra de la milicia Boko Haram, muy activo en esta zona norte del país. Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales «la educación no islámica es pecado», lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha provocado más de 4.000 muertos.

Operación contra Boko Haram

También el domingo, el Ministerio de Defensa de Camerún anunció que sus tropas han liquidado a más de 40 miembros de Boko Haram en una operación llevada a cabo a lo largo de la frontera entre los dos países.

La operación militar fue revelada poco después de que Boko Haram entregara a las autoridades camerunesas a los tres religiosos extranjeros —dos italianos y un canadiense— que la secta tenía secuestrados desde abril.

El Gobierno camerunés no ha hecho público hasta el momento si ha pagado algún rescate por la libertad de los rehenes, que fueron secuestrados al norte del país, cerca de la frontera con Nigeria.

Las acciones de los radicales han despertado recientemente indignación en todo el mundo, tras secuestrar el pasado 14 de abril a más de 200 niñas de una escuela de Borno. Las menores siguen retenidas pese a la presión internacional por su liberación.

El grupo ha asesinado en las últimas semanas a alrededor de 300 personas en el noroeste de Nigeria.

Boko Haram, que significa en lenguas locales «la educación no islámica es pecado», lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 4.000 muertos.