Al menos dos muertos en la operación militar de Ucrania para recuperar la ciudad de Slaviansk

22

EFE

  • La localidad, situada en el sureste del país, se encuentra en manos de los separatistas prorrusos, que habían controlado y fortificado los accesos.
  • El ministro del Interior de Ucrania ha asegurado que «tienen lugar verdaderos combates con armas pesadas» y que ya hay «muertos y heridos».
  • Ucrania asegura que el derribo de tres de sus helicópteros mediante lanzamisiles demuestra que hay fuerzas «exteriores» en la defensa de la ciudad.
  • Slaviansk se ha convertido en el bastión de la sublevación contra el Gobierno.
  • Rusia asegura que es una «operación de castigo» y que «ha destruido de hecho» la esperanza de un arreglo pacífico por ser «una acción criminal».

Combates en Slaviansk

Las fuerzas armadas de Ucrania han comenzado en la madrugada de este viernes una operación militar en la ciudad de Slaviansk, en el sureste del país, para retomar el control de la zona, en manos de los separatistas prorrusos, según informan medios rusos y ucranianos y ha confirmado el Gobierno de Kiev.

El Ministerio del Interior de Ucrania confirmó este viernes que fueron destruidos tres de sus helicópteros y que dos militares han muerto y varios han sido heridos, en el curso de la operación lanzada para recuperar el control de la ciudad de Slaviansk, en el sureste del país, en manos de milicias prorrusas.

«En la madrugada del 2 de mayo, en la zona de Slaviansk de la región de Donetsk, fueron abatidos dos helicópteros Mi-24 de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que realizaban patrullas aéreas. Como resultado de los disparos, dos militares murieron y varios fueron heridos de diversa consideración», señaló un comunicado de Interior.

Avakov señaló también que las fuerzas ucranianas controlan ya nueve de los puestos de control que antes estaban en manos de los prorrusos y que «tienen lugar verdaderos combates con armas pesadas».

Añadió que la «fase activa de la operación antiterrorista en la zona de Slaviansk-Krematorsk (esta última donde se encuentra un aeródromo) comenzó a las 04.30 de la madrugada (03.30 GMT) por parte de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional y fuerzas del Interior».

«La operación va según los planes», agregó y señaló que «yo estoy aquí junto con el ministro de Defensa y el jefe de la Guardia Nacional». Por su parte, el Servicio de Seguridad de Ucrania acusó a fuerzas «extranjeras» de participar en la defensa de la ciudad.

«En el curso de la operación antiterrorista que se lleva a cabo en Slaviansk, un helicóptero militar de las Fuerzas Aéreas ucranianas fue alcanzado por varios misiles. Ello atestigua que en ese territorio actúan especialistas militares extranjeros con alta preparación y no ciudadanos locales pacíficos armados -como alegan las autoridades rusas- con armas tomadas de las tiendas de caza».

«Los terroristas emplearon artillería pesada, lanzagranadas y lanzamisiles antiaéreos», escribía Avakov en su web de Facebook, en la que además acusó a los separatistas de emplear a mercenarios profesionales para realizar esta acción.

La ciudad, sitiada

El líder de las llamadas «fuerzas de autodefensa», Igor Strelkov, ha señalado que la ciudad está ahora bloqueada por las tropas ucranianas, que han empleado 20 helicópteros en la ofensiva.

«Todas las carreteras están cortadas, y desde todas las direcciones llegan blindados y soldados. Han empleado contra nosotros hasta 20 helicópteros, de combate o de transporte de tropas. El enemigo ha bloqueado la ciudad por completo, las entradas y las salidas», ha dicho Strelkov en el canal ruso de televisión Rossia 24. Otros medios señalan que en la ciudad sonó una sirena y se escucharon tiros y detonaciones.

Un portavoz de los prorrusos ha señalado a la agencia RIA Nóvosti que «el ataque está apuntando a varios puestos de control al mismo tiempo. Llegaron algunos blindados y vehículos militares, y desde los helicópteros desembarcaron soldados que atacaron los puestos de control».

En esta ciudad siguen retenidos seis inspectores militares europeos y un intérprete, acusados por los separatistas de espiar para la OTAN. Los observadores militares de la OSCE retenidos por fuerzas prorrusas en Slaviansk se encuentran a salvo y alejados de las zonas donde se combate, apunta el diario alemán Bild, que se remite a declaraciones del autoproclamado alcalde de la ciudad ucraniana, Viacheslav Ponomariov.

El gobierno de la capital no ha querido afrontar la pérdida de esta ciudad como ya pasara con la región de Crimea, que declaró su independencia de Ucrania y su posterior anexión a Rusia. Entonces, en toda Crimea aparecieron tropas y vehículos militares sin identificación, aunque de muy probale procedencia rusa.

Advertencias de rusia

El Ministerio ruso de Exteriores advirtió este jueves a las autoridades ucranianas de que si lanzaba una ofensiva en el sureste podría haber «consecuencias catastróficas».

Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que la operación «punitiva» lanzada por las fuerzas armadas ucranianas en el sureste de ese país «ha destruido de hecho» la esperanza de un arreglo pacífico de la crisis tal como se acordó en Ginebra. En una declaración difundida por los medios rusos, Peskov señaló que Putin es informado «al minuto» del desarrollo de la operación, que considera «una acción criminal».

«Hablando en general, mientras Rusia hace esfuerzos para rebajar la tensión y arreglar el conflicto, el régimen de Kiev ordenó a su aviación de combate disparar contra ciudades y pueblos, y lanzar una operación de castigo que de hecho ha destruido toda esperanza de viabilidad de los acuerdos alcanzados en Ginebra» el 17 de abril, dijo, acerca del encuentro entre Rusia, EE UU, la UE y Ucrania.

«Durante una reciente visita a Minsk, Putin ya dijo que una acción así sería criminal«, señaló el portavoz, en referencia a las advertencias de días pasados del Kremlin a las autoridades ucranianas en contra de una operación en el sureste el país contra las milicias prorrusas.

Peskov afirmó que el Kremlin está «extremadamente preocupado» por el hecho de que en la zona de la operación militar hay periodistas rusos y de otros países, y pidió a las autoridades de Kiev que garanticen su seguridad.

También dijo que el Kremlin había perdido el contacto con Vladímir Lukin, el enviado del presidente, que viajó a Slaviansk para lograr la liberación de los inspectores militares europeos secuestrados por las milicias prorrusas desde hace una semana.

Lukin, ex defensor del pueblo ruso, llegó al sureste de Ucrania este jueves, con instrucciones de Putin para mantener negociaciones sobre la liberación de los observadores militares retenidos en Slaviansk.