Alcaide apartado por pelea de presos, dirige la cárcel de donde se fugó un reo

18

La Unidad Penal Nº 1, escenario de una fuga que provocó una requisa en donde hallaron armas blancas y drogas, tiene como director a un alcaide que en noviembre del año pasado fue desplazado de su cargo anterior por la difusión de un video en donde dos presos eran obligados a pelear entre sí ante la arenga de sus celadores en la cárcel de San Cayetano.

Se trata de Ramón Isidro Molina, quien tuvo que abandonar su puesto en la Unidad Penal Nº 6 tras el escándalo que llegó a ser noticia a nivel nacional. La situación exhibe las falencias en la estructura jerárquica del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), intervenido hace un mes luego de la muerte del interno Franco Paniagua en una celda de la UP 6.

En esa misma prisión también descubrieron un revólver durante una inspección realizada esta semana. El dato figura en la página oficial del SPP (www .sppctes.gob.ar). En la nómina de autoridades aparece el alcaide Molina como director de la UP 1, de donde el miércoles pasado escaparon cuatro presos, tres fueron recapturados y un cuarto, Luis Alfredo Cáceres, de 28 años, aún no fue localizado.

Al día siguiente hubo una importante requisa en los distintos pabellones de la cárcel emplazada en la avenida 3 de Abril 54. Como resultado hallaron una veintena de armas blancas de fabricación casera, denominadas “facas” de distintas dimensiones, algunas similares a machetes.

Además confiscaron unas cuantas “bochitas” de marihuana, fármacos y bebidas alcohólicas. Hubo incidentes. “Un efectivo fue agredido con agua caliente después de realizar la requisa en el penal. Fue víctima de una quemadura de agua caliente que le arrojaron desde la planta alta del pabellón 10”, informó el comisario retirado Osvaldo De los Santos García, jefe del SPP, en declaraciones a Radios Dos. Seguidamente agregó que su subalterno fue atendido en el hospital y luego recibió el alta médica.

Una fuente del SPP comentó que el alcaide Molina fue designado subdirector de la UP 1 luego de ser apartado de la UP 6. Al ser nombrado su inmediato superior, Rubén Roque Romero, como subjefe del SPP, él quedó a cargo de la prisión para convictos.

Es evidente la carencia de personal en los puestos de jerarquía de la fuerza tras el retiro de la cúpula anterior. Es más, para que Romero asuma en su nuevo puesto, el Gobernador tuvo que firmar un decreto extraordinario ascendiéndolo al rango de inspector general. s

Comentarios

Comentarios