Algodón: el Chaco gestiona fondos ante la Nación para afrontar la próxima campaña

19

Estos anuncios se desprenden de la visita del ministro de Producción del Chaco, ingeniero Miguel Ángel Tiji, quien se entrevistó con funcionarios nacionales de la Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El propósito que se persigue es obtener fondos de la Ley Algodonera 26.060, que permitan afrontar la destrucción de rastrojos y fumigación de los campos, para controlar la presencia del picudo, principal plaga que tiene el cultivo de algodón.

El ingeniero Miguel Tiji se entrevistó con funcionarios nacionales de la Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Estas acciones, que se desarrollarían en forma coordinada entre el Ministerio de Producción, la COPROSAVE (Comisión Provincial de Sanidad Vegetal) y el SENASA, servirán al productor para afrontar sin mayores dificultades la próxima campaña, que en suelo provincial comenzará el próximo 1 de octubre, de acuerdo a lo que indica el calendario productivo, con el objetivo de mantener las 300.000 hectáreas sembradas como ocurrió en este ciclo que está cerrando.

Provincias algodoneras

Chaco planteó estas realidades durante la reunión de las provincias algodoneras que se desarrolló en Corrientes, a la que asistieron el subsecretario de Agricultura Pablo Baluk y los directores de Algodón Guido Copetti y de Fiscalización y Control Fitosanitario Juan Armando Chancalay. La delegación chaqueña, junto a los funcionarios de Formosa, Santa Fe y Santiago del Estero, fueron recibidos por el ministro de Producción de Corrientes Jorge Alberto Vara y el secretario de Valor Agregado y Competitividad Agropecuaria de la vecina provincia Jesús Leguiza.

Al encuentro concurrió el subsecretario de Agricultura de la Nación Juan Carlos Maceira, quien lo hizo acompañado por la directora nacional de Producción Agrícola y Forestal Lucrecia Santinoni y la asesora técnica Silvia Córdoba. “El Gobierno del Chaco apoyará fuertemente a los productores algodoneros, porque esa es la firme decisión de esta gestión que encabeza el gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, con la mirada puesta en un Chaco productivo donde el cultivo de algodón es el epicentro, lo cual nos seguirá ubicando a nivel nacional como el mayor productor del textil”, dijo el ministro de Producción Miguel Tiji.

Más recursos

Al término del encuentro, el subsecretario de Agricultura, Pablo Baluk, afirmó que “como es una característica en las reuniones donde nos encontramos todas las provincias productoras de algodón, se hizo un análisis de situación que nos ubica en las realidades que estamos atravesando, las cuales son muy similares”. Baluk recordó que “la ley algodonera 26.060 tiene 10 años de vigencia y era necesaria una modificación del Fondo Algodonero, lo que se dará recién a partir de la campaña siguiente, 2015/2016, ya que los recursos que se manejaban pasaron de 50 a 160 millones de pesos”.

“Hoy nos encontramos que las necesidades del sector algodonero son muy amplias. Estamos próximos al comienzo de una nueva campaña y todavía existen algunos campos donde hay algodón en pie y otros donde se está recolectando. Esto se da en la zona del sudoeste chaqueño y en el norte santafesino, fundamentalmente, lo cual nos demandará un mayor esfuerzo para cumplir con la cosecha atrasada en estos campos, la inmediata destrucción de rastrojos, pulverización con herbicidas y así poder tener un control sobre el picudo, cuya presencia está muy marcada en la zona”, indicó el subsecretario.

Baluk señaló que “esta es una de las preocupaciones que manifestamos a las autoridades nacionales, porque sin estos recursos no se podrán cumplir con estas tareas a campo y hoy se hace necesario asegurar que nuestros productores puedan seguir sembrando algodón, para así mantener las 300.000 hectáreas del textil, cultivo por excelencia de nuestra provincia y no podemos dejar de lado esta realidad”. “Esto es importante no sólo para el mantenimiento y permanencia de las industrias dedicadas a incorporar valor al algodón, sino también para el crecimiento y desarrollo de los productores del textil”, concluyó.

Comentarios

Comentarios