Apipé, dividida por la creciente

187

Tras la apertura de las compuertas de la represa de Yacyretá, hace 6 días, por la creciente de los ríos Iguazú y Paraná, se volvió a inundar San Antonio de Apipé, dividiendo en dos partes a la isla. Actualmente el río empezó a ceder, y se estacionó en 4,10 metros en bajante, pero todavía existen unas 300 personas afectadas, de las cuales unas 21 se encuentran aisladas sin recibir asistencia en Puerto Lima, ubicado al oeste de la isla. Las inclemencias del tiempo impidieron los operativos. Por otra parte, existen centenares de animales de ganaderos de Puerto Tala, ubicado a 10 kilómetros de San Antonio, que fueron reubicados en Monte Grande, la zona más alta de la isla.

La intendente, Mónica Romero, manifestó, a NORTE de Corrientes, que el puerto de la isla Apipé y de Ituzaingó permanecen cerrados, para evitar accidentes fluviales por las fuertes ráfagas de vientos que se desataron desde el viernes en la zona, lo que provocó el vuelco de un gomón de la Prefectura, donde no hubo que lamentar víctimas. De esta manera se hace imposible llevar la asistencia a los pobladores que se encuentran aislados. Por otra parte, en Ituzaingó, en la zona de la costa, suman unos 200 evacuados que fueron reubicados en albergues y casas de familias.

afluentes a su embalse, lo que se verá reflejado en los niveles hidrométricos. Además, se han registrado precipitaciones en el norte de Misiones y Paraguay, con un promedio del orden de los 50 mm. Desde el domingo en adelante el patrón de precipitaciones, pronosticado por los centros meteorológicos de referencia, es más leve para las áreas mencionadas”.s