Armadas brasileña y paraguaya se enfrentaron a tiros en la frontera

35

Efectivos de la Armada paraguaya partieron en horas de la mañana de este viernes desde el puerto de la ciudad de Salto del Guairá, departamento de Canindeyú, para reforzar controles luego de la supuesta invasión de militares brasileños ocurrida en los últimos días, informó el corresponsal de ABC Color en la zona, Rosendo Duarte.

La primera invasión habría ocurrido el pasado martes en la zona conocida como Puerto Tigre, donde se registró una balacera con supuestos contrabandistas y otra vez el miércoles en el puerto de Puerto Adela, donde se registró una balacera entre agentes de la Marina paraguaya, quienes se defendieron de una balacera de efectivos militares brasileños, según testimonio del Comandante de la Fuerza Naval paraguaya. Las incursiones se realizaron en el marco de la Operación Ágata, cuya nueva etapa arrancó hace unos días como medida de combate contra crímenes trasnacionales, como el tráfico de armas y drogas.

En la víspera llegaron dos helicópteros del ejército brasileño para reforzar el operativo Ágata en la zona de Guaíra, luego del enfrentamiento registrado en Puerto Adela. Según la Marina Paraguaya, los brasileños ingresaron en aguas internas de Paraguay y realizaron disparos a 100 metros del lado paraguayo.

El hecho ocurrió entre este martes en horas de la tarde y este miércoles, en la zona conocida como Puerto Adela, aproximadamente 60 kilómetros aguas abajo de Salto del Guairá, y en la zona conocida como Puerto Tigre, a unos 40 kilómetros en la misma dirección.

Según informaciones preliminares, unas seis embarcaciones que estaban vacías fueron capturadas en la zona de Puerto Tigre.

Ante las informaciones manejadas se desplegó un equipo que sobrevoló la zona del área naval de Canindeyú con acompañamiento del diputado Purificación Morel, informó el capitán Miguel Salum, vocero de la Armada Nacional en contacto con la radio 780 AM.

«Personal de la Prefectura recibió información de la existencia de embarcaciones posiblemente de la policía especial de frontera del Brasil dentro del operativo Ágata, y con la presunción de que estas embarcaciones han ingresado en nuestras aguas territoriales apoderándose de otras embarcaciones que estaban amarradas en la costa, llevándose las mismas hacia su zona», explicó.

El capitán informó de que enviaron un equipo especial para determinar si dichas embarcaciones tienen algún propietario en particular, si han sido matriculadas dentro del esquema de la Prefectura o si son embarcaciones que trabajan dentro de la clandestinidad, teniendo en cuenta que ambas situaciones se registraron en lugares prácticamente despoblados, donde no se tiene un control estricto.

Se presume que dichas embarcaciones pertenecerían a contrabandistas de cigarrillos, teniendo en cuenta que estaban amarradas en un lugar bastante despoblado y sin protección. 

Los militares brasileños no informaron que iban a ingresar en aguas paraguayas para realizar el operativo, según las autoridades paraguayas.

El capitán Salum señaló que es un hecho que las embarcaciones brasileñas han transpuesto la línea de responsabilidad en ambas márgenes y señaló que se trasladó con los equipos aéreos hacia la zona a fin de tener bien claro el panorama para iniciar los reclamos pertinentes.

Dijo que «en el caso de que se detecte algún hecho ilícito en el territorio del vecino país se debe solicitar apoyo a las autoridades para traspasar la frontera e ingresar con apoyo propio del territorio que se está ingresando para capturar y hacer entrega de aquellas personas que hayan cometido delito en zonas territoriales del país que hace la persecución».

«Es una situación legal, que a todos nos sorprende teniendo en cuenta la magnitud con la que se actuó», explicó.

Diputado Purificación Morel califica como acto muy grave

El diputado Purificación Morel, por su parte, refirió que las autoridades brasileñas ingresaron unos tres kilómetros en aguas territoriales paraguayas y que inclusive hubo tiroteo con militares paraguayos.

«Esto es muy grave, ojalá que no haya víctimas que lamentar, porque si sigue así podría llegar a una situación más grave», expresó en contacto con la radio 780 AM.

Señaló que la próxima semana realizará un pedido de informe a la Cancillería brasileña, para que esclarezca en qué situación y por qué tuvieron que ingresar en esa zona para «secuestrar» embarcaciones que no tenían nada adentro.

«Fue dos días de seguido, inclusive tenemos fotografía de donde se le acertó a un vehículo de los oficiales que están ahí, ellos se escondieron detrás del vehículo, se tirotearon los dos, los brasileros tirotearon a militares paraguayos según las informaciones que tenemos», afirmó.

«Pasar así a un territorio que no le corresponde es muy grave», indicó. El parlamentario agregó que el hecho será comunicado a la Cámara de Diputados.