Arrestaron a un gendarme correntino y a otros dos con 150 kilos de cocaína

193

Tres gendarmes, uno de ellos correntino, fueron de­tenidos el sábado con 150 kilos de cocaína durante un control caminero efectuado sobre la Ruta 81 por efecti­vos de la misma fuerza de seguridad, a la altura de la localidad de Ingeniero Juá­rez, en el extremo Oeste de la provincia de Formosa, informaron la agencia de Noticias Télam y medios formoseños.

En tanto, los otros dos uniformados arrestados son oriundos de Misiones y Formosa. Los tres prestan servicios en el Conurbano bonaerense.

Los gendarmes estaban acompañados por dos per­sonas de nacionalidad bo­liviana y se movían en dos automóviles procedentes de ese país, detalló la jueza fe­deral que tomó intervención en el caso, Zunilda Nirem­perger. “Los civiles tenían domicilio en Argentina, pero decían vivir en Bolivia”, comentó la magistradas en declaraciones al diario for­moseño La Mañana.

Uno de los vehículos, un Ford Focus, era conducido por uno de los gendarmes implicados, quien estaba acompañado por los dos bolivianos. El automóvil cruzó el puesto caminero sin sobresaltos y avanzó en dirección al centro-oeste de la provincia por la Ruta 81. Detrás del Focus arribó al puesto de control un Volk­swagen Fox ocupado por los otros dos gendarmes. Ambos ingresaron a Formosa desde Salta por la ruta menciona­da, presumiblemente hacia la provincia de Buenos Aires.

Los uniformados a cargo del operativo notaron que los ocupantes del Fox co­menzaron a ponerse nervio­sos cuando iniciaron el pro­cedimiento de rutina, razón por la cual decidieron llevar a cabo una requisa más ex­haustiva del vehículo, en cuyo asiento trasero llevaba varias mochilas y uniformes de Gendarmería Nacional.

“Iban de civil, pero en el auto que llevaba la droga te­nían mochilas, elementos e indumentaria de gendarmes a la vista. Es evidente que querían mostrar que eran gendarmes para pasar más fácilmente los controles”, infirió la jueza Niremper­ger.

Al revisar con mayor detenimiento todas las partes del auto, los gen­darmes rápidamente en­contraron varios paquetes que después se comprobó, contenían un total de 150 kilos de cocaína. En el acto fueron detenidos los dos ocupantes del vehículo y la droga fue decomisada, in­ventariada y secuestrada, e inmediatamente se dio aviso a autoridades de la justicia Federal con competencia en la zona.

El hallazgo de este impor­tante cargamento de droga activó una investigación más profunda, la que permitió establecer minutos después que en el primer automóvil que había cruzado el puesto de control de Gendarme­ría Nacional, el Ford Focus, viajaban los dueños de la droga, acompañados por el efectivos de dicha fuerza se seguridad federal.

Varias patrullas con nu­merosos hombres de la fuerza de seguridad se des­plazaron raudamente por la Ruta 81 y minutos después lograron interceptar al au­tomóvil cuando estaba car­gando combustible en una estación de servicios de la zona.

En un rápido procedi­miento lograron detener al tercer gendarme, quien no ofreció ninguna resistencia, mientras que los dos ciuda­danos bolivianos también fueron apresados cuando estaban regresando a su país de origen por la misma ca­rretera.

La jueza Niremperger dispuso la detención de las cinco personas y hoy serán trasladadas a Formosa ca­pital, a fin de prestar decla­ración indagatoria ante los estrados del Juzgado Fede­ral. Los tres gendarmes de­tenidos por este voluminoso cargamento de cocaína pres­tan servicios en la Ciudad de Buenos Aires. Gendarmería no emitió comunicado algu­no al respecto. s