Asalto al banco de El Soberbio: apuntan a un exconvicto como la “conexión local” de la banda

178

El sábado, la camioneta Hyundai Veracruz con la que los ladrones llegaron a la entidad y que luego abandonaron cerca del río Uruguay, fue vista frente a la casa de este hombre, cuyo paradero se desconoce desde el día del atraco que le costó la vida al cabo primero Roberto Omar Ballesteros (35), ejecutado por los asaltantes durante el golpe.

Se cree que los autores del hecho estuvieron todo el fin de semana pasado “guardados” en El Soberbio. Ya tenían la información necesaria para actuar y esperaron pacientes que llegara el lunes. No eligieron ese día al azar, sino porque es la jornada de mayor movimiento en el banco del pueblo.

El vehículo Hyundai Veracruz fue robado en Brasil, “por delincuentes de alta peligrosidad”, según las autoridades de ese país. (Foto gentileza Misionesonline).

Mientras los malvivientes esperaban que llegara el día del asalto, colaboradores locales habrían aportado la logística necesaria para que el plan no fallara. Por ejemplo, compraron combustible para la Hyundai gris, que estuvo aparcada sobre la avenida Rivadavia. Hay testigos que lo ratifican.

Este jueves, investigadores de la Policía miraron los registros de la cámara de seguridad de una estación de servicios de El Soberbio, rastreando los movimientos de los “apoyos” de la banda. Calificaron como valiosa la información que obtuvieron.

Los detectives que hay más gente que pudo haber visto a los criminales antes del golpe, pero que preferirían no hablar por miedo. Saben que la mitad de la gavilla sigue prófuga y puede tomar represalia.

Delincuentes peligrosos

La camioneta Hyundai fue ingresada por un paso clandestino. La información que remitieron a Misiones las fuerzas de seguridad brasileña confirma que fue robada “por delincuentes de mucha peligrosidad”. En el alerta emitido para los uniformados de las distintas poblaciones del vecino país se remarcaba esto, porque se estaba al tanto de que los autores del robo planeaban utilizar ese rodado para cometer otro ilícito y que estaban dispuestos a todo.

Hay más de dos docenas de policías especializados en inteligencia e investigaciones que están trabajando en El Soberbio, pertenecen a Investigaciones Complejas y a la Unidad Regional VIII “San Vicente”. Confían en reconstruir en poco tiempo los pasos previos de la banda en la zona. Para eso, están haciendo distintas averiguaciones y recabando testimonios.

También serán de suma utilidad, sobre todo para dar con el resto de la banda, las escuchas que las autoridades brasileñas tienen en su poder y que darían cuenta de que ese grupo criminal estaba planeando hace tiempo robar en un banco. Desde el lunes, no se tiene noticias de la Chevrolet Captiva negra en la que fueron vistos los prófugos, en el paraje de Alto Barreirinho, en las afueras de Tiradentes do Sul. Del otro lado de la frontera, la investigación está en manos de la Policía Federal.

 

Identificaron y trasladaron a Santo Angelo a los detenidos

POSADAS (Especial Misionesonline) – La Policía brasileña informó los nombres de los cuatro integrantes del grupo comando detenidos cerca de Tiradente do Sul el lunes, luego de asaltar la sucursal del Macro en El Soberbio, donde asesinaron a un policía de Misiones, hirieron a un gendarme y huyeron hacia Brasil con un botín de más de un millón y medio de pesos.

Los tres detenidos Alex Lima Schmitz, de Cruz Alta; Régis da Silva Lopes, alias “Bim Laden”, de Porto Alegre; Evandro Scholer, alias “Baldinho”, de Miraguaí;ahora todos alojados en Santo Angelo. (Foto gentileza Misionesonline).

Se trata de Alex Lima Schmitz, de Cruz Alta; Régis da Silva Lopes, alias “Bim Laden”, de Porto Alegre; Evandro Scholer, alias “Baldinho”, de Miraguaí; y Arlindo da Luz, de Tiradentes do Sul, detalló Tres Passos News.

Los tres primeros eran los que ocupaban el Honda Civic cuando fueron detenidos en Esquina Gaúcha, en tanto que Arlindo da Luz no habría tenido participación directa en el asalto, pero fue en apoyo de los delincuentes cuando se les rompió el Honda, en territorio brasileño.

Los cuatro fueron trasladados a la sede de la Policía Federal de Santo Angelo. El dinero robado y el resto de la banda aún no fueron localizados.