ASEGURÓ MALICH QUE EL IPV CUMPLE LOS PLAZOS EN LAS COMUNIDADES ABORÍGENES.

261

Los referentes de los barrios Namqom y del Lote Rural 33 acordaron con el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) modalidad y plazos para la construcción y refacción de viviendas sociales, dijo el administrador general del organismo, el contador Daniel Malich.

Por eso se mostró sorprendido que «unilateralmente» un ?pequeño grupo? de aborígenes quebrante el acuerdo y realicen tres cortes sucesivos de la circulación sobre la ruta nacional 11.

«Al respecto tenemos que aclarar que el IPV interviene en el Lote 33 a raíz de un petitorio que también incluyó un corte de ruta del año pasado. Luego de distintas reuniones realizadas con referentes de la comunidad y de distintos grupos se consensuó que se realicen distintas etapas en las soluciones habitacionales», recordó Malich.

Subrayó que «en este caso -para el lote rural 33- se inició con un relevamiento de los datos de cada familia de este asentamiento. Hemos acordado con los referentes de cada grupo el inicio de una primera etapa de la obra de un total de 38 viviendas que se están construyendo en el Lote Rural 33 con un importante grado de avance, aunque todavía no está concluida la obra», indicó.

Precisó que fueron terminadas y entregadas ocho mientras que las restantes están en distinto grado de avance en la ejecución de la obra.

Primer corte

Relató el titular del IPV que en virtud del acuerdo firmado con los referentes del Lote Rural 33 se acordó que finalizada la primera etapa, y con la asignación de un nuevo cupo, se iniciaría la segunda.

«Sin embargo unilateralmente no respetaron el acuerdo y procedieron a cortar el tránsito sobre la ruta 11 reclamando una fecha para el inicio de la segunda etapa. Cuando ellos mismos aceptaron que se iniciaría en etapas en virtud de los cupos», manifestó.

Segundo corte

Acotó Malich que en un sector del barrio Namqom, en el grupo denominado de 90 viviendas que fueron construidas hace más de 20 años, se acordó la realización de refacciones debido al deterioro por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

Mencionó que en ese lugar también se adoptó el trabajo en tres etapas en consenso con los pobladores del lugar y de acuerdo a las prioridades por núcleo familiar y grado de deterioro de las casas, tras la realización de un relevamiento de las 85 familias que habitan en la zona.

Pese a ello ?agregó- el viernes al mediodía presentaron por mesa de entradas un petitorio y el lunes, cuando las autoridades del IPV tomaron conocimiento del mismo ?ya había otro corte sobre la ruta nacional 11″.

«Nos causó sorpresa esta actitud porque estamos ejecutando trabajos en 60 de estos módulos habitacionales cuando nos plantean el inicio de la tercera etapa, cuando aún no ha finalizado la anterior», resaltó.

En cada comunidad

El titular del IPV dijo que esta modalidad de trabajo por etapas de acuerdo a la asignación de cupos se realiza en toda la provincia, no solamente en las comunidades aborígenes asentadas en la capital.

«También debe tenerse en cuenta que el gobierno de la provincia no trabaja solamente en el área viviendas sino en todo lo que tenga que ver con infraestructura de servicios básicos, educativos o de salud, por ejemplo, con lo cual está generando una importante transformación en todo el territorio y en particular en las comunidades de pueblos originarios que son 192», valoró Malich.

Resaltó que el IPV está ejecutando un nuevo programa que distribuye alrededor de 700 viviendas nuevas que se construyen desde fines de 2013 y que incluyen 38 para el Namqom. AM990 – Formosa.