Boca impuso su jerarquía en Temperley y también es líder

205

Ganó 2-0 en el Sur. Martínez, de penal, y Calleri, con gran definición, anotaron los goles del partido, en el que Orion se fue expulsado en el final del primer tiempo.

El poderoso se enfrentaba al recientemente ascendido (por duplicado en un año apenas) en su casa. Digno de un relato mitológico, Temperley hizo sus intentos pero sucumbió ante la jerarquía de Boca, que ganó 2-0 sin mayores problemas, pese a jugar todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de Agustín Orion. Así, en el Sur, ganó por los tantos de Juan Manuel Martínez en el primer tiempo y el de Jonathan Calleri cuando se moría el partido para meterse entre los punteros del torneo de 30 equipos, con dos victorias en la misma cantidad de partidos.

Desde el comienzo, Boca fue a buscar su gol. A los 6 minutos se lo perdió Meli y a los 23 la situación se generó en los pies de Pablo Pérez, cuyo remate demandó la gran intervención del arquero Federico Crivelli. El gol, se notaba, estaba al caer. A los 26, Meli se metió en el área y recibió la falta de Crivelli, lo que provocó que Fernando Rapallini sancionara penal y apenas amonestara al arquero. De la falta se hizo cargo el Burrito Martínez, con un definición certera.
Sin embargo, la felicidad del delantero y de Boca no fue completa. En el final del primer tiempo, Agustín Orion salió hecho una tromba por la falta en ataque de Juan Dinenno tras un centro e intentó infantilmente chocar su cabeza contra la del joven delantero de Temperley, que apenas vio la reacción del arquero de Boca aprovechó para caerse y confundir al árbitro, que le sacó la roja al 1 de Boca.
Temperley, empujado por la superioridad numérica, se animó a buscar su gol, sobre todo mediante el activo Pablo Vilchez, que obligó a la rápida y efectiva intervención de Sara a los 12 minutos del segundo tiempo. Gabriel Esparza también provocó otra gran atajada, a los 17 después de un mano a mano que el rafaelino tapó con el pecho. Poco después, Vilchez volvió a encontrarse cara a cara con el arquero de Boca pero el Cata Díaz intervino en la trayectoria del remate para ayudar a mantener la ventaja en el marcador.

Boca, entonces, se aferró y cuidó el 1-0 como su preciado tesoro. Pero tenía a alguien atrevido que a fuerza de su gran juego mantuvo su lugar en la cancha, pese a que en el banco estaba Daniel Osvaldo esperando por su debut. Se trataba de Jonathan Calleri, quien en el primer minuto recuperado y a pase de Lodeiro, le ganó en velocidad a Chimino y empaló la pelota a la salida del arquero para sellar el 2-0. CLARIN