Carrió y una fuerte denuncia contra la presidenta, Gils Carbó, Fernández y Milani

158

BUENOS AIRES, 5 (NA) — Según explicó la legisladora, la acusación también será por “inteligencia ilegal; atentado a la autoridad por estorbo al acto funcional; abuso de autoridad; omisión de denuncia; intromisiones graves en el desempeño del Poder Judicial; violación del principio constitucional de la división de poderes; y asociación ilícita para la comisión de estos delitos”.

La diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió.

“Desde el Poder Ejecutivo se ha alterado de hecho el orden constitucional, mediante la implantación de pistas falsas en la investigación”, asegura el escrito que será presentado este viernes con la firma de Carrió y del diputado Fernando Sánchez.

La dirigente opositora señaló que “debe investigarse la participación en el crimen del fiscal Nisman de una rama de la Policía Federal, a cargo de Fernández, la posible producción de pistas falsas por parte de los investigadores y la existencia de una zona liberada propicia para el homicidio del fiscal”.

“Pesa sobre la Procuradora General, la responsabilidad de no haber preservado la vida de uno de sus hombres, un fiscal de la Nación amenazado, tanto como la constante persecución de fiscales independientes y una inadmisible presión sobre la fiscal a cargo de la investigación de la muerte de Nisman, Viviana Fein”, sostuvo Carrió.

En su presentación, advirtió que “todo esto ocurre mientras la Presidenta esgrime, en cadena nacional, sus certezas sobre el asesinato de un fiscal de la Nación, sin hacer la denuncia que le corresponde de acuerdo a lo que señala la Constitución Nacional”.

“Es sabido que el Gobierno tiene gente capaz de asesinar por encargo, uno es Milani, por lo que surge de las denuncias sobre su participación en la represión en Tucumán y la desaparición del soldado (Alberto) Ledo, durante la dictadura; y otro es Fernández, dados sus vínculos con el triple crimen mafioso de General Rodríguez”, añadió la diputada.

En tanto, en su cuenta de Twitter, aseguró que “cada vez está más cerca la hipótesis de asesinato” de Nisman, quien -según dijo- murió por una “operación de inteligencia del Gobierno”.

Según consideró, “con los WhatsApp y la foto que aporta (la jueza Sandra) Arroyo Salgado, más la intervención permanente de Aníbal Fernández y las presiones inadmisibles de Gil Carbó sobre la fiscal (Viviana Fein) para desviar la causa, cada vez está más cerca la hipótesis del asesinato por una operación de inteligencia del actual Gobierno”.

Carrió se refirió a la fotografía que aportó a la causa la exesposa de Nisman, en la que se ve la tapa de la revista Noticias y la figura del fiscal con un punto negro en la frente.

La legisladora también resaltó que “hay que conducir la investigación al papel de Milani, actual jefe de inteligencia interna de hecho, y al rol que están jugando Aníbal Fernández y Gils Carbó”.