Cinco soldados de la OTAN mueren en Afganistán por un bombardeo aliado

32

EFE

  • Fuerzas conjuntas del Ejército afgano y la ISAF participaban en una operación contra los talibanes cuando fueron bombardeados por la OTAN por error.
  • No se concretará la nacionalidad de los fallecidos, algo que corresponde a cada país, ni el lugar exacto donde murieron los soldados.

Atentado en Afganistán

Los cinco soldados de la OTAN en Afganistán (ISAF) y un militar afgano que fallecieron en el sur del país lo hicieron en un bombardeo de la Alianza Atlántica, según informó una fuente oficial afgana.

De acuerdo con Ghulam Sakhi Roghlewanai, jefe de la Policía de la provincia de Zabul, donde se produjo el incidente, fuerzas conjuntas del Ejército Nacional afgano (ANA) y la ISAF participaban este lunes en una operación contra los talibanes cuando fueron bombardeados por la OTAN por error.

«La ISAF bombardeó erróneamente a las tropas de la ISAF y la ANA, lo que causó la muerte de cinco soldados de la OTAN y uno de la ANA», dijo Roghlewanai.

La ISAF, en un comunicado, aseguró que las bajas se produjeron durante un enfrentamiento y que «existe la posibilidad de que fueran por fuego amigo», por lo que inició una investigación del incidente.

Sin embargo, no concretó, como es habitual, la nacionalidad de los fallecidos, algo que corresponde a cada país, ni el lugar exacto donde murieron los soldados.

Según los datos proporcionados por el portal independiente icasualties, en lo que va de año han muerto en Afganistán 35 soldados de la OTAN, 24 de ellos estadounidenses.

Seguridad y repliegue

El conflicto afgano se halla en uno de sus momentos más sangrientos desde la invasión de Estados Unidos, que propició la caída del régimen talibán hace doce años.

Las tropas internacionales comenzaron en 2011 a retirarse gradualmente de Afganistán y a transferir por fases la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

La ISAF concluirá su misión en Afganistán a finales de este año, pero Estados Unidos ha anunciado que mantendrá unos 9.800 soldados en el país hasta completar su salida total a finales de 2016.

De este modo, pasará de aportar los alrededor de 32.000 soldados actuales a 9.800, reducirá ese número a la mitad para finales de 2015 y abandonará todas sus bases militares en el país al finalizar 2016.