COLGADERO IMPROVISADO. El productor Riquelme cuestionó que la comuna lagunense lo habilite.

267

Este lunes, el productor ganadero Miguel Riquelme se hizo presente en una emisora radial local y cuestionó la presencia de lo que sería un colgadero de faena de animales vacunos dentro del ejido urbano de Laguna Blanca.

Al decir del pequeño ganadero que había denunciado casos de abigeato de los cuales fue victima, “el improvisado matadero está cerca del pueblo. No sé si está habilitado, si tiene horario de faena, si tiene control – dijo Riquelme – lo que sí sé que faenan a cualquier hora y abastecen a las carnicerías del pueblo”.

Riquelme avanzó en su denuncia pública expresando que está confundido. “Este colgadero está cerca del matadero municipal y realmente no sé por qué las autoridades no intervienen en esta irregularidad porque no  reúne las condiciones higiénicas, solo están dotados de simples aparejos. No hay absoluto control…dónde está el SENASA ?”,  se preguntó.

El ganadero volvió a pedir la intervención del gobernador, “que tiene funcionarios muy capaces para solucionar estos problemas, pero también les digo que tiene a su alrededor funcionarios incapaces porque no puede ser que uno viva implorando soluciones que nunca llegan”, agregó.

“La policía tiene mucha voluntad, hace su trabajo,  pero hay cuestiones cuya atención pasa por decisiones del Ministerio de Gobierno y del mismo gobernador porque pasa por las acciones de políticas de gobierno”, opinó.

INTERVENCIÓN DE UNA OYENTE.

Durante la entrevista una oyente identificada como una pequeña productora ganadera opinó a través de una comunicación telefónica que viene siguiendo las opiniones planteadas por el robo de ganado.

“La policía no tiene personal suficiente para llevar adelante su tarea –opinó-,  no se hacen controles de ruta nocturnos, no se controlan los cuadernos de abastecimiento, de un manotazo te sacan entre diez mil a veinte mil pesos produciendo un daño enorme al pequeño productor, no hay control – insistió -, en mis propias instalaciones se escuchaban movimientos de camionetas con tráiler moviéndose con total impunidad lo que significa que cualquier persona te invade tu campo y te roba”, comentó.

“A veces opino para qué avisar a la UEAR si vienen cinco días después cuando ya se borraron todas las evidencias”, dijo.

La interlocutora recomendó que “es hora de hablar para destapar la olla porque es una vergüenza, hay toda una trama de abigeo. Hay policías que viven en el pueblo hace 20 o 25 años sin ser trasladados. Hacen un contubernio con los “muchachos” y se dividen las ganancias”, comentó.

Como propuesta de solución sugirió que hay que dotar a la policía de vehículos para los controles nocturnos, faltan muchos más agentes a los que hay que trasladarlos periódicamente para no entablar las “relaciones carnales” con nadie. “Pido a la comunidad de ganaderos perder el miedo para decir las cosas que hay que decir, el Gobierno no tiene la culpa porque tiene buenos funcionarios, pero como dijo Riquelme también tiene malos funcionarios”, agregó.

Respecto de la asociación de productores ganaderos recientemente creada, opinó que” por un lado está haciendo una buena tarea con los remates pero no sé si van a querer involucrarse en algo tan delicado”, juzgó.

Por último pidió que los ganaderos se reúnan con algún funcionario para pedir cambios en la estructura policial, “creo que sería parte de la solución”, concluyó.