Construirán un centro para contención de adictos

15

El intendente Fabián Ríos firmó este viernes 29 de agosto un convenio con el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), el padre Juan Carlos Molina, para la creación del primer Centro de Prevención de Adicciones (Cepla) en la Provincia de Corrientes; rúbrica que se dio en el marco del programa nacional “Recuperar Inclusión” lanzado por el Gobierno Nacional.

 

El acto central se realizó en la sede del sindicato Luz y Fuerza donde el Jefe Comunal y el titular de la SEDRONAR . Ante un salón colmado de niños, niñas, adolescentes, preventores sociales y voluntarios que realizan trabajos territoriales junto a la Dirección General de Prevención de Adicciones y la Subsecretaría de Coordinación de Políticas Sociales; el intendente Fabián Ríos señaló que la construcción del primer CEPLA en Corrientes “no se trata solamente de inversión, sino de decirle a los chicos que la previa regada de alcohol no es el mejor lugar para construir amistades”.

 

El Intendente recordó que durante sus recorridas por los barrios capitalinos y hasta por el interior “uno puede cruzarse en cualquier lugar con las zapatillas colgadas de los cables y todos sabemos que, en muchos casos, simboliza el lugar donde se venden drogas. Se puede llamar a la Policía y absolutamente nadie mueve un dedo para desactivarlo, inacción con la que se le deja a toda la sociedad en absoluta desprotección”.

Por eso el Intendente capitalino pidió “el acompañamiento de la comunidad y de los militantes políticos y sociales para concientizar sobre las consecuencias que genera este grave problema social”. “Si la política no sirve como actor de la prevención, es posible que ganemos o perdamos una elección; pero no reconstruyamos la sociedad equitativa que soñamos, no reconstruiremos los lazos de solidaridad ni generaremos las oportunidades que necesitamos”, agregó.

Fabián Ríos señaló que hay “sectores sociales que hablan del delito y de la necesidad de reprimir ese delito, inclusive bajando la edad de imputabilidad para meter presos a más menores, sin darse cuenta que gran parte de los delitos están vinculados al consumo de drogas y problemas de adicción”.

Por esta razónpidió a todos los actores sociales atacar la causa, más que las consecuencias, trabajando fuertemente en la prevención en el territorio. Dirigiéndose a los jóvenes y militantes sociales, el Intendente señaló que “militar el modelo pasa a ser una mentira si no nos sentimos comprometidos con este flagelos social”, por lo que el trabajo en la prevención de las adicciones debe “ocupar gran parte de nuestro tiempo y de nuestra agenda política”.

El CEPLA junto a la Casa Educativa Terapéutica (CET), convenio firmado con la SEDRONAR el 25 en julio pasado, serán espacios institucionales en los que el Municipio capitalino y el Gobierno nacional trabajarán para mitigar el consumo problemático de drogas o alcohol. Los centros preventivos locales de las adicciones son dispositivos de la presencia del Estado en la vida de los jóvenes y adolescentes que se encuentren frente a la problemática de las adicciones.

El titular de la SEDRONAR indicó que “los CEPLA son lugares de encuentro para el deporte, para estudiar, para la cultura. Tienen que estar en el medio del barrio y ser de la comunidad. Este es un problema de todos, ustedes tienen que salir a decirle a los chicos lo que está bien y lo que está mal, porque si miramos a un costado la droga se los lleva puestos”, señaló.

Durante el acto, Juan Carlos Molina pidió “recuperar los pibes jugando al fútbol en el barrio, recuperar los espacios de integración familiares”. Cuestionó que “nos están vendiendo que el sabor del encuentro es el alcohol” y pidió salir a los barrios “a descolgar las zapatillas para que sepan que nosotros nos preocupamos por nuestra gente”, señaló el Padre Molina.

Indicó que “la droga se va metiendo en nuestros barrios y nos está llevando a perder lo que es nuestro, lo que está adentro. Y es tarea nuestra como Secretaría, y la del Intendente trabajar en la prevención; pero la sociedad debe defender desde abajo lo que es nuestro”, agregó.

“Me alegra ver estos trofeos. Esta risa que estamos compartiendo es lo que tiene que provocar un CET o un CEPLA”, dijo Molina al referirse a los niños de la Escuela de Kick boxing municipal que trabaja en el Centro Integrador Comunitario del barrio Anahí que acompañaron el acto tras ganar un campeonato.

El titular de la SEDRONAR también se refirió a la estigmatización y criminalización de la pobreza que sufren los jóvenes de los sectores de bajos recursos: “Los pibes que viven en los barrios vulnerables son los que más sufren. La policía no va a buscar a los pibes que se drogan en el Cambá Cuá, los van a buscar a los barrios. Y si es morochito, tiene gorra y tatuajes, seguro que para ellos es criminal. Si es morochito, con gorra y tatuajes también tiene derecho a estudiar, a crecer a soñar, a tener un proyecto de vida, un laburo, una familia y tenemos que ayudarlo”, agregó.

Comentarios

Comentarios