Cuatro jugadores fueron expulsados de por vida por asesinar a un juez de línea

111

La Federación Holandesa de Fútbol sancionó con la máxima pena disciplinaria a los futbolistas que mataron a un asistente, mientras que un quinto agresor recibió una suspensión de cinco años. El hecho ocurrió en 2012 en el marco de un partido entre juveniles.