Decretan por seis meses la Emergencia Agropecuaria y Ganadera en varias zonas de Formosa.

189

El gobernador Gildo Insfrán acaba de subscribir el decreto -314/14- a través del cual se declara el “estado de emergencia agropecuaria” para productores agrícolas de algodón, banana y sandia, como también ganaderos. La medida abarca regiones puntuales de diversos departamentos de la provincia, donde se han producido pérdidas en producción y capacidad productiva por los efectos de las distintitas contingencias climáticas ocurridas durante el segundo semestre de 2013 y el primer semestre de este 2014.

En el mismo instrumento se establece una vigencia de seis meses de esta medida, del primero de julio al 31 de diciembre de 2014. Asimismo, se designo como organismo de aplicación al ministerio de la Producción y Ambiente, quien deberá hacer las gestiones necesarias para dar cumplimiento a las medidas establecidas.
La medida abarca regiones puntuales de diversos departamentos de la provincia que sufrieron los embates por las inudaciones
Sector agrícola

Acerca de la emergencia para el cultivo del algodón, incluye a los establecimientos rurales afectados por las escasas precipitaciones entre julio del año pasado y enero de 2014, como también el exceso de lluvias posterior de febrero a junio último. Esto comprende a los sitios productivos verificados y determinados por los organismos competentes que hayan sido damnificados en los departamentos Pirane, Laishi, Pilcomayo y Pilaga.

En el caso de la emergencia para las producciones de bananas, que en su caso se vieron perjudicados por déficit de lluvias, heladas tardías y fuertes vientos que azotaron la región productiva de junio de 2013 a enero de este año, abarca los departamentos Pilagas y Pilcomayo, por supuesto en donde se haya comprobado las perdidas.

En cuanto a los cultivares de sandia, afectada por el déficit de lluvias y heladas ocurridas de julio a noviembre de 2013, la medida de emergencia alcanza a producciones determinadas fehacientemente el grado de afectación en zonas de las jurisdicciones de Las Lomitas y Pozo del Tigre, en el departamento Patiño.

Sector ganadero

La emergencia ganadera, sector que se viera damnificado por la inundación ocurrida por desbordes del rio Paraguay y sus afluentes, así como también por el exceso de precipitaciones durante el periodo productivo que va de febrero a junio de este año, abarca a establecimientos rurales situados en porciones de los departamentos Laishi, Formosa, Pilagas, Pilcomayo y Pirane. 

Se puntualizó que la misma estará circunscripta a la franja del territorio comprendidos en estos límites: Al este el cauce natural rio Paraguay, hacia el oeste la ruta 11 hasta el cauce del riacho Pilaga, continuando por el mismo hacia el oeste hasta el cruce de la ruta provincial 16, y desde allí hasta el empalme de la ruta 3 hasta la localidad de El Espinillo; y desde allí en línea recta hacia el norte hasta el cauce natural del rio Pilcomayo.

Se alude al relevamiento integral realizado por varios estamentos además de la cartera de Producción y Ambiente, como el INTA, SENASA, Instituto PAIPPA, CEDEVA y subsecretaria de Agricultura Familiar, municipios y organizaciones de productores.

Daños importantes

Acerca del sector algodonero, se advierte sobre la “gravedad en que se encuentran las explotaciones de los pequeños y medianos productores, con pérdidas en su producción y capacidad productiva que superan el 50%.

En cuanto a la banana, se determino pérdidas de producción que en promedio estuvieron en un 55% debido a diversos fenómenos climáticos adversos (vientos y heladas tardías) durante el periodo comprendido de julio de 2013 a mayo último. También se añade el déficit hídrico entre julio 2013 y enero último, además de las heladas tardías de agosto del año pasado que produjeron severos daños en la floración, y los fuertes vientos que voltearon plantaciones.

Aquí se marca el hecho de que la actividad bananera de la región subtropical norte de la provincia representa el principal cultivo de renta para pequeños y medianos productores. Incluso se cuantifica en el millar y medio las hectáreas afectadas, y en el caso de los productores ascienden a 490, de los cuales más del 80% son del segmento de pequeños bananeros por tener entre 1 y 5,1 hectáreas aptas para el cultivo.

Por otra parte, y de acuerdo al informe relativo al sector primicias de sandias, se especifico que en el centro del departamento Patiño, se verifico además de escases de lluvias de julio a noviembre de 2013, ocho intensas heladas, generándose perdidas de un 55% de la producción. Esto dio lugar a la resiembra de más del 97% de la superficie sembrada, corriéndose la fecha de cosecha fuera de la época comercialización como primicia.

En cuanto a los informes respecto a la ganadería provincial, surgidos de la labor de la esfera de Producción Sustentable, la UPCA, INTA, PAIPPA y organizaciones de productores de la esfera rural, “surge la gravedad en que se encuentran los establecimientos de los pequeños y medianos productores con pérdidas superiores al 50%, ya sea por mortandad, venta forzosa, disminución de peso en los animales, baja preñez y disminución de oferta forrajera”.
El contexto adquiere relevancia teniendo en cuenta que esta es una zona productiva que concentra a más de 325850 cabezas de ganado bovino, y un número 3200 pequeños y medianos productores.

Certificaciones y beneficios

Asimismo, el decreto 314/14 faculta a la subsecretaria de Producción Sustentable a otorgar certificados a los productores afectados, conforme a la constatación efectuada sobre las pérdidas sufridas, remitiendo la nomina de los mismos a la Comisión Nacional de Emergencia. EL COMERCIAL – Formosa.