Dengue, un riesgo latente: el historial marca 213 infectados en Corrientes

206

La situación estaría bajo control, sin embargo el escenario no permite des­cuidos. El riesgo de den­gue está latente porque el precario cuadro socio ambiental de Corrientes y la región se potencia con las condiciones climáticas, por eso los especialistas aconsejan seguir alertas y no abandonar la tarea preventiva. No hay barrio de la ciudad capital que no tenga el Aedes aegypti (el mosquito transmisor de la enfermedad).

Las curvas de tendencia avisan de problemas en el verano. La información ya está en manos de las au­toridades sanitarias de la provincia y el Municipio, y la mirada está puesta en el Paraguay, donde aparecie­ron nuevos casos.

En los últimos años la provincia enfrentó tres brotes de dengue, en 2007, 2009 y 2013. Quienes más deben cuidarse son quie­nes ya padecieron algunos de los serotipos, ya que si apareciera un DEN2 o DEN4 la enfermedad po­dría complicarse en esos pacientes. Según los da­tos suministrados por el Ministerio de Salud de la provincia, el año más duro en cuanto a circulación de dengue, y el más recorda­do por toda la población, fue el del año 2009, cuan­do se registraron de forma oficial 126 casos en la capi­tal y Bella Vista, de los cua­les 36 fueron importados y 90 autóctonos, con circu­lación de DEN1.

Las fuentes consultadas, de la cartera sanitaria, re­saltaron que la situación es compleja, ya que no se puede prever qué seroti­po será el que prevalezca en caso de que se dé un nuevo brote. En 2007 se registraron 41 casos con prevalencia en los barrios de la zona sur de esta ciu­dad, y en esa oportunidad el serotipo circulante fue el DEN3. El total de pacientes -con­firmados de forma oficial- que pade­ció dengue en los últimos 14 años es de 213 personas en la pro­vincia, siempre en los dos serotipos antes menciona­dos. Ahora bien, según ex­plicaron desde el progra­ma provincial que combate el dengue, durante todo el año se realizaron controles de febriles y tratamientos focales en las casas donde debían concurrir alertados por algún caso.

La titular del área, Clau­dia Benítez Sosa, destacó que la población en tiem­pos de fuertes campañas logró cumplir de forma parcial con el ordenamien­to de los hogares, pero du­rante el año y sin presencia de la enfermedad el vecino baja la guardia, descono­ciendo que en su patio un simple jarrón con agua por varios días puede ser el si­tio donde se desarrolla el vector.

“Es fundamental que las familias mantengan las pautas de saneamiento de sus casas y patios para disminuir la presencia del Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue. Y ahora también debemos ser conscientes de que es el mismo transmisor de la chikungunya”, explicó la funcionaria provincial.

ESTADÍSTICA

En 2013 fueron confir­mados 35 casos de dengue en la provincia, 28 se regis­traron en capital, los res­tantes se dieron de forma aislada en Mercedes, Bella Vista y Curuzú Cuatiá.

Según los números pro­porcionados por la Sub­dirección de Zoonosis y Control de Vectores de la provincia, el barrio donde se dieron más casos fue el San Martín, donde se re­gistraron 18. Mientras que también aparecieron ca­sos aislados en los barrios: Sur, San Benito, La Rosa­da, Concepción, Chiqui­ta, Libertad, Santa María, Cambá Cuá y Galván. En lo que va de 2014 no se re­gistraron casos, hubo una sospechosa -una niña de Ituzaingó- que se descartó.

Desde las áreas sanita­rias recuerdan poner en práctica las normas de saneamiento, eliminando todos los recipientes que puedan contener agua y saneando los patios y jar­dines, para evitar la pro­liferación del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya, cuyo nom­bre científico es Aedes aegypti.s