Descubren que el cohete chino fuera de control pasará sobre la Argentina: está en caída libre

79

El Pentágono sigue minuto a minuto la trayectoria de la nave aunque por ahora descartan derribarla. Ingresaría por el Atlántico y cruzaría la masa continental. Cuántas son las posibilidades de que se precipite a tierra.

Una alarmante noticia llegó desde Estados Unidos: el cohete chino fuera de control Long March 5B, por el que hay una disputa internacional entre las autoridades estadounidenses y el gobierno chino, pasará por la Argentina a la altura de Río Negro y podría sobrevolar Vaca Muerta.

El Pentágono dio a conocer en las últimas horas una proyección de la trayectoria de la nave en base a los movimientos que viene realizando. Según este estudio, el misil pasaría por el Océano Índico a la altura de Sudáfrica, después ingresaría a la masa continental vía el Atlántico y después seguiría por el Pacífico hacia el norte.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el miércoles que el Comando Espacial de Estados Unidos estaba “al tanto y siguiendo la ubicación’’ del cohete chino pero el Pentágono descartó que haya intenciones de derribarlo ya que, según la mayoría de los especialistas, no significaría un peligro.

En ese marco, las posibilidades de que caiga en el principal complejo gasífero y petrolero argentino son muy bajas.

Aerospace Corp., una organización sin fines de lucro, calcula que los escombros caerán en el Océano Pacífico cerca del Ecuador, pasando por encima de ciudades del este de Estados Unidos.

El cohete Long March 5B puso en órbita el módulo principal Tianhe (Armonía Celestial) el 29 de abril. China tiene planeados otros 10 lanzamientos para transportar partes adicionales de la estación espacial.

Los escombros de casi 30 metros (100 pies) de largo serían unos de los mayores desechos espaciales en caer a la Tierra.

Los expertos del Pentágono esperan que el cohete Long March 5B, que está fuera de órbita tras separarse de la estación espacial de Pekín, caiga en la superficie en algún momento entre el sábado y domingo.

China

“Es difícil predecir cuándo y dónde caerá. Tenemos la esperanza de que caiga en un lugar donde no dañe a nadie. Ojalá en el océano, o en algún lugar así”, afirmó el secretario de Defensa de EEUU Lloyd Austin, quien insinuó una negligencia por parte de China al dejar que el cuerpo del cohete se saliera de órbita.

“Creo que esto habla del hecho de que, para aquellos de nosotros que operamos en el dominio espacial, hay requisitos (de seguridad), o debería haber un requisito para operar de forma segura y reflexiva”, indicó Austin.

Es necesario “asegurarnos de que tenemos en cuenta ese tipo de cosas cuando planificamos y realizamos operaciones” en el espacio, agregó. (tn.com)