Desde el HAC brindan información sobre disfunción eréctil

18

aaa alta 650Desde el Servicio de Urología del Hospital de Alta Complejidad “Presidente Juan Domingo Perón” informan acerca de la disfunción eréctil (DE), una enfermedad que afecta la vida sexual de los hombres, para que aquellos que la padezcan conozcan de qué se trata y así poder realizar un tratamiento adecuado.
La disfunción eréctil es la incapacidad persistente de alcanzar y mantener una erección suficiente para permitir un desempeño sexual satisfactorio. Aunque la DE es un trastorno benigno, afecta la salud física psíquica y social y tiene un impacto importante en la calidad de vida de quienes la padecen, de sus parejas y de sus familias.
La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE.
Esta patología se da por alteración de uno o varios de los tres mecanismos responsables de la erección: bloqueo de las arterias; incapacidad de los vasos sanguíneos dentro del pene para almacenar la sangre, o daño en los nervios del pene o del área pelviana. Bajos niveles de hormona masculina (testosterona).
Las causas de esta enfermedad pueden ser orgánicas o quirúrgicas. Las orgánicas son las de origen anatómico, genitourinario, urológico (lesiones congénitas del pene), endocrino (diabetes), infeccioso, neurológico (lesiones cerebrales, lesiones medulares), vascular (arteriosclerosis, hipertensión) farmacológicas (por el consumo de sustancias adictivas: alcoholismo, tabaquismo, algunos medicamentos, sustancias adictivas ilegales.
Las quirúrgicas son por cirugía radical de la próstata Traumáticas: una fractura de la pelvis, por ejemplo. Psicológicas: el estrés, la ansiedad, la culpa, la depresión, una baja autoestima y el miedo a no desempeñarse en el coito como se espera causan del 10 al 20 por ciento de los casos de disfunción eréctil, se explico desde el servicio
Los especialistas comentaron que existen varios tratamientos. Están los no quirúrgicos que consiste en cambiar los hábitos como ser: dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol y de grasas, hacer algo de ejercicio y aprender a relajarse. Cambiar o reducir los medicamentos que puedan estar provocando DE, como algunos antidepresivos, diuréticos y betabloqueantes. Psicoterapia y terapia conductual Medicación por vía oral. Terapia de inyecciones intracavernosas y/o dispositivos de vacío.
El tratamiento Quirúrgico es para aquellos que por cuestiones médicas irreversibles, no pueden lograr una erección, o en pacientes que no han tenido una respuesta satisfactoria con la medicación y/o psicoterapia.
Este tratamiento se basa en la colocación de implantes peneanos. Básicamente existen dos tipos: los maleables o semirrígidos y los inflables o hidráulicos.
Por último los urólogos recomendaron que para prevenir la aparición de disfunción eréctil se deben adoptar hábitos de vida saludables desde la juventud, o modificando los que sean incorrectos. Algunas medidas que se pueden tomar son: dejar de fumar; no abusar del alcohol; realizar ejercicios; controlar el peso; descansar; no automedicarse; tratar la ansiedad y la depresión y ante cualquier duda consultar al médico.