Destacó Bogado la vigencia de la doctrina de Perón

179

floroEl vicegobernador Floro Bogado destacó que “la trascendencia histórica del general Juan Domingo Perón sólo puede explicarse por los enormes cambios sociales y políticos que llevó adelante en sus gobiernos, especialmente en los dos primeros donde logró hacer realidad la etapa de mayor engrandecimiento de la patria y los diez años más felices para el pueblo argentino”.

Subrayó que “también venció al tiempo por haber sido un líder carismático, gran estadista y conductor, escritor y dueño de una cautivante oratoria, fundador del movimiento nacional y popular más importante del continente, proclamado tres veces presidente constitucional y democrático de la nación por voluntad del pueblo”, añadiendo que “por su obra y su pensamiento puede considerarse tranquilamente como el pensador político más lúcido del siglo XX en nuestro país”.
A 40 años del paso a la inmortalidad del líder justicialista, subrayó que “la figura y los ideales de Perón marcaron un antes y un después en la historia nacional”, agregando que “la vigencia de su pensamiento a lo largo de décadas, demostró una previsión asombrosa de lo que iba a pasar en Argentina y el mundo, mucho después de su muerte. Su acierto en ese diagnóstico y pronóstico avalan la validez de las herramientas que nos dejó para sortear con éxito los desafíos actuales”.
En su mensaje postrero, días antes de su fallecimiento, declaró al pueblo “su único heredero”, a los que dejó una doctrina profundamente humanista y profundamente cristiana, nacional, popular, social y solidaria, un proyecto argentino y un movimiento nacional para la realización de la soberanía política, independencia económica, justicia social y la integración iberoamericana, que es posible desarrollar bajo la concepción filosófica de la comunidad organizada, aquella donde nadie se realiza si la comunidad no se realiza, nos da la trascendencia y la conciencia de que somos parte de un sujeto social para el cual la solidaridad es lo que permite el desarrollo de cada individuo, que no pierde su propio ser pero que se enriquece y se realiza en un colectivo social que es la comunidad de valores, antes que de intereses”.
Resaltó también que planteó la universalización como objetivo para alcanzar el amor fraterno y la felicidad de toda la familia humana en contraposición a la globalización fundada en el egoísmo y la exclusión.
“El nos dejó una fría tarde de invierno pero su alma encontró abrigo en el corazón de la mayoría de los argentinos, los mismos que seguimos sus lecciones ejemplarizantes, conscientes de que a la Argentina la salvamos entre todos o la seguimos hundiendo con estériles enfrentamientos entre hermanos, máxime en tiempos de una profunda crisis global como la actual; los mismos que propugnamos el acercamiento y el diálogo constructivo que pueda unir a todos los argentinos, no con el fin de la uniformidad sino por la cohesión que surge de la coincidencia y el respeto a la diversidad, para privilegiar por encima de las apetencias sectoriales, los supremos intereses de nuestra Patria y Nuestro Pueblo”, concluyó el vicegobernador Floro Bogado.