Detienen a un cirujano indio por la muerte de 13 mujeres en una campaña de esterilización

202

EP

  • El médico, en paradero desconocido desde que saltó la noticia, recibió este año un premio del Ministerio de Sanidad por haber realizado 50.000 intervenciones.
  • Otras 70 mujeres permanecen ingresadas por este caso.
  • Se le acusa de ‘mala praxis’ en las operaciones de esterlización de más de 80 mujeres en un campamanto sanitario gubernamental.

Mujeres muertas en India

La Policía india ha detenido este jueves a un cirujano acusado de mala praxis en las operaciones de esterilización de más de 80 mujeres en un campamento sanitario gubernamental en el estado de Chhattisgarh, que se saldaron con la muerte de al menos trece mujeres.  

El detenido, identificado como RK Gupta, se encontraba en paradero desconocido desde que salieron a la luz los primeros fallecimientos, por lo que el martes se emitió una orden de arresto contra él, según ha informado el diario The Times of India.

Según las informaciones facilitadas por este diario, el cirujano recibió este mismo año un premio concedido por el Ministerio de Sanidad por haber llevado a cabo 50.000 intervenciones quirúrgicas durante su carrera.

Otra muerte en otro campamento similar

La cifra total de fallecidas ha ascendido a catorce tras la muerte de otra mujer durante una campaña similar en otro campamento médico gubernamental en este mismo estado.

Las últimas esterilizaciones han tenido lugar en la localidad de Bilaspur, y la última fallecida pertenecía a la tribu protegida Baiga, cuyo decreciente número de miembros hace que sea ilegal esterilizarles.

Otras sesenta mujeres permanecen ingresadas y al menos 20 están en estado crítico mientras esperan la llegada de un equipo de médicos procedentes de la capital, Delhi, para ayudar en sus tratamientos y para asumir las urgencias.

El Gobierno de Chhattisgarh ha ordenado una investigación para tratar de esclarecer las muertes, aunque el ministro principal del estado, Raman Singh, ya ha apuntado que «parece que el incidente ocurrió debido a la negligencia de los médicos».

Las autoridades médicas locales han negado cualquier responsabilidad en las muertes, si bien varias personas han apuntado que los cirujanos fueron presionados por las autoridades para que llevaran a cabo muchas operaciones en un periodo muy corto de tiempo.

Este incidente no es el primero de este tipo que se registra en India. En enero de 2012, fueron arrestados tres hombres por realizar operaciones de esterilización sin anestesia. Además, ha habido acusaciones sobre casos en los que familias pobres han recibido dinero por dejar que esterilicen a sus mujeres y controlar así el volumen de la población de India que superará a China en 2030.

Las autoridades organizan en ocasiones campamentos de esterilización para someter a decenas de hombres o mujeres a vasectomías o ligaduras de trompas.

Prisa e instrumentos oxidados

Los vecinos de las fallecidas han asegurado que, en total, se operó a 83 mujeres en el campamento sanitario en unas seis horas por un único doctor y con la ayuda de un solo asistente.

«La causa de la muerte solo se conocerá cuando esté disponible el resultado de la autopsia», ha afirmado el doctor R.K. Bhange, responsable sanitario del distrito de Bilaspur.

Los primeros informes de la investigación han asegurado que los instrumentos quirúrgicos utilizados estaban oxidados y los medicamentos que se le suministraron a las mujeres no eran los adecuados.

«Los informes preliminares muestran que las medicinas utilizadas no eran las adecuadas y que los instrumentos estaban oxidados», ha explicado a Reuters Siddarth Komal Singh, un alto cargo del Gobierno local. Los utensilios habrían provocado que las mujeres sufrieran una grave infección.