Detuvieron a sospechoso por el crimen del sacerdote

119

CÓRDOBA, 3 (Télam) – El funcionario judicial, reveló que al momento del la detención, el imputado, ‘de apellido Díaz, alias ’Pinguchi’, vestía las mismas zapatillas cuyas huellas fueron encontradas en el rostro‘ de la víctima ya que el homicida pisó al sacerdote antes de estrangularlo.

En declaraciones a la prensa, el fiscal Drazile indicó que las pruebas sindican al joven como ‘el autor del hecho‘, por lo que lo acusó de ‘homicidio criminis causa agravado‘ debido a que cree que mató para lograr la impunidad del robo.Sin embargo, el funcionario dijo que ‘el móvil‘ del hecho lo determinarán los psiquiatras y psicólogos porque ‘uno no puede meterse en la mentalidad de una persona que comete semejante salvajada‘.‘Efectuó el robo y en una de esas buscaba más dinero y no lo encontró‘, especuló el fiscal Drazile, quien indicó que el acusado ‘habría actuado solo‘.Según el instructor judicial, el sospechoso tuvo ‘problemas con la droga‘, por lo que cree que en alguna oportunidad la víctima trató de ayudarlo a superar su adicción.‘También sabemos que había vivido cerca de la casa del padre por lo que conocía los movimientos de Luis‘, señaló el fiscal y añadió que el detenido cuenta con ‘frondosos antecedentes‘ penales. Cortés (75), ex párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Merced, fue hallado muerto el sábado último en su vivienda situada en calle 3 de Febrero 12, de Alta Gracia, unos 30 kilómetros al sur de Córdoba Capital, por un grupo de feligreses que fueron a buscarlo, preocupados porque no había concurrido a oficiar la misa vespertina como hacía habitualmente. Al llegar al domicilio del sacerdote, los vecinos advirtieron que de la vivienda salía humo, por lo que llamaron inmediatamente a los bomberos.

El jefe del Cuartel de Bomberos local, Gabriel Salcedo, dijo que al ingresar a la casa encontraron el cuerpo de Cortés debajo de la mesa del living y aclaró que, si bien no había fuego en la casa, había humo, por lo que en primera instancia estimaron que la muerte podía deberse a la inhalación de monóxido de carbono durante un incendio en la casa.Sin embargo, la autopsia finalmente confirmó luego que Cortés había muerto por ahorcamiento por estrangulación.