Diálogo por la economía

16

En el contexto de la creciente crisis económica, industriales de la UIA reclamaron al Gobierno destrabar y flexibilizar importaciones de insu­mos frenadas en medio de la sequía de divisas, pero desde el Ministerio de Economía ofrecieron en cambio medidas para fomentar las ventas al exterior, durante un encuentro mantenido en la Secretaría de Comercio.

La excusa del cónclave fue explicarles el alcance de la Nueva Ley de Defensa del Consumidor, que cambia alcances de la ley de Abastecimiento, pero la lectura política fue la necesidad de un acercamiento entre el Gobierno y el sector empresario, que atraviesa momentos de ten­sión por el declive de la economía.

El encuentro fue el primero entre Economía y la UIA luego de los duros cruces de los últimos días, durante los cuales el jefe del Palacio de Hacienda, Axel Kici­llof, mandó al “psicólogo” a los empresarios que se quejan por la situación económica.

El vicepresidente de la UIA José Urtubey solicitó al secreta­rio de Comercio, Augusto Costa, “aceitar el mecanismo para el in­greso de insumos necesarios para la producción”, pero no encontró demasiado eco en el funcionario.

Desde el Ejecutivo la respuesta apuntó a otro lado: adelantaron a industriales que este martes se dictará la resolución 124 de fomento a las exportaciones.

Igual, los empresarios calificaron la reunión como positiva y antes del jueves habría una nueva reunión. La interpretación de los empresarios es que más que preocuparse por el freno a la entrada de insumos, que representa una salida de divisas, el Gobierno apunta más a potenciar las ventas al exterior, para robustecer la entrada de dólares. Directivos de la UIA se entrevis­taron durante dos horas con el secretario de Comercio.

Antes de ese encuentro, Urtubey declaró que otra preocupación de los industriales es “mantener los puestos de trabajo” y alertó que en el primer trimes­tre de 2014, el empleo en la industria retrocedió 1,2%, sobre todo, en el sector automotriz, pero ese tema de­berá tratarse con el Ministerio de Trabajo.

Sobre la medida que anunciará el Gobierno, el re­clamo de la entidad apunta a casos de empresas vin­culadas, por ejemplo proveedores, a los cuales no se les permitía financiar sus exportaciones en el exterior.

“Si estaban vinculadas, se les pedía que la liquida­ción fuera a los 30 días y esto dificultaba muchísimo financiar los productos en el mundo”, explicó el secre­tario de la UIA, José Ignacio de Mendiguren.

El dirigente sostuvo que “hace un año y medio que reclamábamos este tema” y se quejó de que “a veces en vez de ayudar a las inversiones y retomar el creci­miento” hay proyectos que “las obstaculizan”.

“La reunión fue positiva. Hay cosas en las que estamos de acuer­do y otras no. Sabemos que es el Gobierno el que tiene la obliga­ción de tomar decisiones. Noso­tros somos los que elevamos las propuestas”, describió.

Durante el diálogo se tocaron todos los temas de la industria en general y casos sectoriales como el del calzado, gráficos y alimen­tación.

Por su parte, otro de los vice­presidentes de la central fabril Da­niel Funes de Rioja explicó que las preocupaciones de la UIA giran en torno de “la pro­ducción, los temas impositivos y el proyecto de ley de Abastecimiento”.

También se quejó de que es “más caro un flete in­terno que uno externo”, y sostuvo que también les preocupa la “devolución del IVA y el reintegro a las exportaciones”.

Sobre los Precios Cuidados, recordó que es un plan que tiene vigencia anual, “monitoreado recíproca­mente” por las empresas y el Gobierno, con actualiza­ciones trimestrales.

“Estamos dispuestos a escucharlos para juntos bus­car soluciones a los problemas que dicen que tanto los afectan”, dijo Costa, con cierto tono crítico hacia la UIA. Pero más allá de los cruces y críticas, todo en­cuentro y diálogo es positivo. Y más cuando se trata de encontrar puntos de coincidencia en una creciente crisis económica en la que los industriales tienen un rol preponderante. s

Comentarios

Comentarios