Diez civiles, entre ellos tres niños, y ocho soldados muertos en el este de Ucrania en 24 horas

216

EFE

  • Los rebeldes prorrusos aseguran que «como resultado del cañoneo nocturno» otras cuatro personas han resultado heridas en Lugansk.
  • El mando militar de Kiev señala que a los soldados que han perdido la vida se suman otros 34 heridos.
  • Este ataque se produce 48 horas antes de la entrada en vigor del alto el fuego pactado en Minsk.

Lugansk

Al menos diez civiles, entre ellos tres niños, han muerto en las últimas 24 horas por el fuego de la artillería en el este de Ucrania, según denunciaron este viernes los separatistas prorrusos. El mando militar ucraniano por su parte ha asegurado que al menos ocho militares han fallecido y otros 34 han resultado heridos en combates con los separatistas prorrusos en el este del país.

«Ayer en la ciudad de Górlovka tres niños murieron al impactar un proyectil de artillería«, ha dicho a la prensa local el número dos de las milicias de la autoproclamada república popular de Donetsk, Eduard Basurin, quien ha agregado que en total, cuatro personas murieron en Gorlovka y otras tres en la ciudad de Donetsk.

Los prorrusos que controlan Lugansk, capital de la región homónima fronteriza con Rusia, ya habían informado de que tres personas murieron este jueves por la noche en la ciudad, por el fuego de la artillería ucraniana.

«Como resultado del cañoneo nocturno de Lugansk por las Fuerzas Armadas de Ucrania han muerto tres personas y otras cuatro sufrieron heridas», se afirma en un comunicado del Centro Informativo de Lugansk.

Más de 40 ataques

«La noche nuevamente no ha sido tranquila. El enemigo atacó con la misma intensidad de antes las posiciones de las fuerzas ucranianas», señaló por su parte en un comunicado el cuartel general de las tropas ucranianas desplegadas en la zona del conflicto. Según los militares, este jueves por la noche los separatistas lanzaron más de cuarenta ataques contra posiciones de las tropas ucranianas y varias localidades.

La mayor parte de los ataques, agregó el mando ucraniano, se concentró en la zona de Debáltsevo y sus alrededores, contra la que los separatistas emplearon misiles Uragán. La ciudad de Debáltsevo y sus alrededores son desde hace varias semanas escenario de encarnizados combates entre las tropas gubernamentales y las milicias separatistas.

Los prorrusos aseguran que en Debáltsevo y sus afueras han conseguido cercar a más de 6.000 efectivos ucranianos, extremo que el Ministerio de Defensa de Ucrania ha negado de manera terminante.

Un plan de 13 puntos

Las nuevas víctimas mortales se producen 48 horas antes de la entrada en vigor del alto el fuego acordado en Minsk por los líderes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.

Según el plan de 13 puntos acordado este jueves en la capital bielorrusa para poner fin al conflicto que se ha cobrado cerca de 6.000 muertos, el alto el fuego comenzará a regir a las 00.00 horas del 15 de febrero hora ucraniana (22.00 GMT del 14 de febrero).

El acuerdo prevé, tras el cese de las hostilidades, el alejamiento del armamento pesado de la línea de separación de fuerzas, la creación de una amplia franja de seguridad y el intercambio de prisioneros.

También incluye el restablecimiento del control de Kiev sobre la frontera ucraniano-rusa y el desarme y la salida del país de todos los grupos armados y mercenarios extranjeros que se encuentran en la zona de conflicto.

En su aspecto político, el plan consigna una reforma constitucional para descentralizar Ucrania, la celebración de elecciones locales en las zonas rebeldes bajo la supervisión de la OSCE, un estatus especial de autogobierno para ellas, que podrán decidir sobre el idioma que emplearán.

Además, Kiev deberá aprobar una amnistía para todos los participantes en el conflicto en las regiones de Donetsk y Lugansk.