El campo sigue esperando ayuda por la Emergencia

48

La administración de Gildo Insfrán sigue sin dar respuestas a los miles de pequeños y medianos productores del campo afectados por la más tremenda sequía que se registró en la provincia en los últimos 50 años y que ocasionó cientos de incendios y la mortandad más importante de animales en los campos formoseños. Nación, donde se encuentra el ministro Luis Basterra mantiene silencio ante la falta de apoyo al sector.

Las vacas se mueren de hambre y de sed. No se las puede vender con bajo peso y un rollo de pasto dura 3 días máximo Crédito: Carolina Córdoba
Pasan los días, las semanas y ya los meses, sin que exista un solo mensaje alentador para el hombre de campo formoseño afectado de manera importante por la última sequía que dejó un tendal de animales muertos, miles de hectáreas incendidadas, alambres e instalaciones rurales dañadas y un perjuicio económico muy preocupante entre las filas de los que trabajan en el campo.

Nación homologó la emergencia agropecuaria de Formosa, pero no envió un solo peso -o por lo menos aún no se sabe- para atender a los productores que hoy solo tienen un certificado emitido por el Ministerio de la Producción y Ambiente que certifica la emergencia agropecuaria y el porcentaje de daño a su actividad. Solo un papel, que ni siquiera la Dirección General de Rentas lo considera para porrogar los pagos de impuestos como el inmobiliario rural.

La pandemia tapa todo hoy en el país y en Formosa, pero la producción agropecuaria la pelea hoy solo, sin apoyo ni acompañamiento del Estado, para salir de la situación que impactará con el indice de parición en los rodeos en el presente año como así también en la economía de cada chacarero o ganadero que no logra que el gobierno provincial mueva un dedo en apoyo al sector. (EL COMERCIAL)