El estudio de impacto ambiental es un verdadero mamarracho

175

AUDIENCIA PÚBLICA: Dioxitek es y será un riesgo para la salud y el ambiente, dijeron.

Desde la iglesia católica, el premio nobel alternativo el biólogo Raúl Montenegro, Grenspaece, la Comisión Permanente de los Derechos Humanos APDH, Lalcec, la delegación Paraguaya, la FuNAM, la UCR, el Partido Obrero, las organizaciones ambientalistas y la comunidad del barrio Namqom, coincidieron en señalar al estudio de impacto ambiental como un verdadero «mamarracho» y una improvisación irresponsable e irrisoria. Canales oficiales no transmitieron la audiencia y los medios no publicaron las exposiciones.

«Fuimos a la audiencia pública, dimos el debate y expusimos las inconsistencias de un estudio de impacto ambiental que es sin vueltas un verdadero mamarracho», manifestó el presidente del bloque de diputados de la UCR, Dr Martín Hernández quién estuvo presente en la Audiencia Pública convocada por el gobierno.

«Dioxitek es y será un riesgo para la salud y para el medio ambiente y en ningún momento pudieron explicar porque los expulsaron de otras provincias y que harán con los residuos radiactivos», explicó a la vez que indicó que «Rechazamos su instalación y reiteramos la necesidad de una consulta popular».

«En la audiencia quedó bien claro que no tienen licencia social. La iglesia, la APDH, Greenpeace, Conciencia Solidaria, FuNAM y otras organizaciones, además de diversos partidos políticos rechazaron con contundencia la instalación de la Planta procesadora de Uranio…esto no queda acá, seguiremos luchando y dando la pelea en sede administrativa y judicial para que Formosa sea una provincia libre de riesgo radiactivo», afirmó Martín Hernández.

El senador radical Luis Naidenoff, participante de la audiencia pública en el Galpón G, manifestó su oposición a la instalación a la planta procesadora de uranio al señalar que no es una planta química como cualquiera.

«No es una química como cualquiera, la Comisión Nacional de Energía Atómica dice que Dioxitek forma parte del ciclo de combustibles nucleares en el país, y no es una industria más. La propia comisión la ha sancionado para que remedie los pasivos ambientales, porque no se la quiso en ninguna parte del país, que dijeron que no. Los propios mendocinos, que tienen el 1% del paquete accionario, le dijeron que no. No es una industria más, presenta pésimos antecedentes, estamos convencidos, que no hay una justificación para que se instale en la provincia» sostuvo.

El sacerdote Adolfo Canesin, en representación del Obispado y el Presbisterio de Formosa, fue uno de los más críticos a la instalación de la planta: «No es lícito hipotecar la vida de millones de hijos de formoseños, en aras de lo que se presenta como supuesto progreso, pero es un riesgo permanente», dijo el sacerdote, alegando que el proyecto ocasiona temor, confusión y confrontación entre los ciudadanos.

UN MAMARACHO EN SERIO

El biólogo Raúl Montenegro, investigador de la Universidad de Formosa y Premio Nobel alternativo califico de ilegal la Audiencia, al sostener que la audiencia pública no tenía validez, y que el estudio de impacto ambiental tenía graves falencias. Dijo que el proyecto de la planta de uranio es totalmente ilegal, al violar varias leyes provinciales, federales y convenios internacionales.

Israel Alegre, líder de la comunidad NamQom, de Formosa, ubicado a pocos kilómetros del lugar donde se va a instalar la planta de uranio, dijo que los pueblos originarios no fueron consultados, «lo cual hace que esto sea totalmente ilegal». La comunidad presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la instalación de la planta ante la Justicia argentina.

PALABRA OFICIAL

El encuentro se inició con la ponencia de Ricardo Ángel Chiraviglio, gerente del proyecto Nueva Planta de Uranio (NPU), denominación que la empresa Dioxitek da a su plan en Formosa. Habló de un proyecto ?amigable con la naturaleza?. Luego se presentó el ?estudio de impacto ambiental?, que estuvo a cargo de Fabián Valentinozzi, de la consultora Estrucplan. El expositor Valentinozzi aclaró que no es ingeniero ni licenciado, solo uno de los dueños de la improvisada consultora.

Muchos de los expositores «oficialistas» manifestaron objeciones, reservas y su disconformidad con el estudio, debido a que aparentemente estaba incompleto.

Green Peace, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, la Iglesia Católica y comunidades indígenas reclamaron principalmente el derecho a la información que debe garantizar el gobierno de la provincia de Formosa en este tema.

El senador paraguayo Fernando Silva Facetti también habló de que hubo un ?teléfono cortado? con la Cancillería argentina. ?Enviamos pedidos de información que nunca se respondieron?, dijo.

La representante de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero, reconoció que faltan muchos datos en el estudio de impacto ambiental. Dijo que las informaciones que faltan serán dadas a conocer con un informe de seguridad final. La funcionaria encomendó la seguridad al manto protector de la Virgen del Carmen. Que Dios nos proteja. OPINION CIUDDANA – Formosa.