El exjefe del FMI Strauss-Kahn dice que no sabía que a sus orgías iban prostitutas

210

EFE

  • Él y otras 13 personas están acusadas de proxenetismo agravado, cargo por el que podría ser condenado a diez años de prisión y 1,5 millones de multa.
  • La llegada al tribunal del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional ha estado marcada por las protestas del grupo feminista Femen.

Protesta de Femen

Dominique Strauss-Kahn afirmó este martes que no sabía que las mujeres que acudían a las orgías que le organizaban unos amigos cuando él dirigía el Fondo Monetario Internacional (FMI) eran prostitutas.

Strauss-Kahn, que empezó a declarar ante el Tribunal Correccional de Lille que lo juzga, junto a otras 13 personas, por proxenetismo, negó que en esas orgías se diera «una actividad desenfrenada», como se desprende del acta de acusación.

El principal elemento de acusación contra el exministro socialista francés son los testimonios de las prostitutas, que afirman que sí sabía que ellas estaban allí por dinero, y que no podía ignorarlo, entre otras cosas teniendo en cuenta las prácticas que se realizaban.

Su llegada al tribunal este martes ha estado marcada por una protesta del grupo feminista Femen.

Strauss-Kahn está acusado junto a otras 13 personas más por proxenetismo agravado, cargo por el que podría ser condenado a diez años de prisión y 1,5 millones de euros de multa.

El grupo está acusado de organizar una quincena de orgías con prostitutas en Bélgica, París, Washington o Nueva York tomando como base de operaciones el Hotel Carlton de Lille, en el norte de Francia, entre 2007 y 2011, cuando el exministro socialista, conocido como DSK, todavía estaba al frente del FMI. El sumario señala a Strauss-Kahn como la persona sobre la que presuntamente pivotaba la red y le presenta como el principal beneficiario de esas veladas.

El juicio oral comenzó el pasado 2 de febrero, pero el proceso se inició en 2011, cuando denuncias anónimas llevaron a la Policía Judicial de Lille a investigar supuestas actividades de prostitución en los hoteles Carlton y Des Tours de esa ciudad. En sesiones anteriores, algunas de las prostitutas que se han constituido en acusación particular aseguraron que se les dieron instrucciones claras según las cuales debían mantener relaciones sexuales con Strauss-Kahn.

El exresponsable del FMI dispone a partir de este martes de tres días para convencer de su inocencia a los jueces del Tribunal Correccional de Lille, después de que ya hayan declarado otros acusados y algunas víctimas en un caso en el que también hay encausados un policía, un abogado y varios empresarios.

El economista no comparece como simple cliente, sino como presunto proxeneta, porque el código penal francés castiga con ese delito a todo aquel que fomente o proteja la prostitución o a quien se beneficie de ésta. Calificado como «el rey de la fiesta» por una de esas mujeres, DSK, de 65 años de edad, siempre ha asegurado que desconocía que las chicas con las que se encontraban eran prostitutas contratadas y remuneradas por su entorno.