El gato negro que cuida la bóveda de Julio Grondona

35

A un año de la muerte del dirigente, casi nadie visita su tumba en el cementerio de Avellaneda. Sólo la familia colocó una placa en el pequeño mausoleo. NI la AFA ni la FIFA lo recordaron.