El gobernador habilitó obras para una decena de instituciones educativas; la 1031 de su gestión

258

DMC_1814En una maratónica jornada de trabajo el gobernador Gildo Insfrán entregó a las comunidades rurales de las colonias El Paraiso, Sudamérica y Marca M, obras edilicias íntegramente equipadas para que desarrollen sus actividades una decena de instituciones educativas para los niveles Inicial, Primario y Ciclo Básico Rural Secundario, además de un Núcleo de Formación para Jóvenes y Adultos.
Junto al vicegobernador Floro Bogado, el presidente provisional de la Legislatura provincial, Armando Cabrera, el Jefe de Gabinete Antonio Ferreira, ministros del PE, legisladores, intendentes de toda esa región y los pobladores que se volcaron masivamente en cada lugar, fue coincidente la opinión acerca de la “certeza en que el modelo formoseños seguirá avanzando con los mismos postulados, acciones y políticas como lo ha venido haciendo hasta ahora porque es el producto de las expresiones del pueblo y ratificadas a través del voto en reiteradas ocasiones”.
Fue en El Paraíso, donde un ex alumno de la Escuela 80, actual asesor del PEP, Rodolfo Benítez, tras advertir que “mientras desde la oposición se pasan analizando cifras pretendiendo invisibilizar las realizaciones”, expuso que les estaba informando para que “vayan contando, porque entre la decena de obras en esta jornada, la gestión Gildo Insfran llegaba a la obra educativa numero 1031 dentro de la estadística”.
“Queda palpable la inclusión social en todo sentido, incluso con los contenidos educativos que se corresponden con la producción del lugar donde se asientan estas escuelas que dan vida a estas regiones con sus producciones potenciadas a partir de un modelo que posibilita que cada uno se desarrolle en su propia tierra”, reflexiono.

De escuelas rancho a núcleos educativos

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, al hablar en la colonia Marca M, destaco la “impronta de la ruralidad” en cada establecimiento que se habilitaba en esa zona. “Han dejado de ser escuelas separadas para ser núcleos educativos de diferentes niveles vinculados, todos ellos en una misión sistémica con la singularidad de la educación rural”, expuso, marcando el contraste con años atrás cuando el “campo deprimido solo tenía escuelas ranchos y era amenazado en ser expulsados a partir de un modelo neoliberal que despreciaba la acción productiva y priorizaba la especulación financiera”
Sostuvo que “los ranchos de entonces estaban poblados de gente desilusionada y que prefería enviar a sus hijos a centros urbanos a ver si encontraba algún trabajo. Ese fue el contexto con el cual se inicio el gobierno del doctor Insfran, sumado al total desprecio a nuestra provinciania por parte del poder central”.
Señalo que “todo comenzó a cambiar cuando por ejemplo el gobernador lanzara el PAIPPA, porque alumbro un programa integral y con el cual estamos tan identificados que los campesinos formoseños son paipperos”
Afirmo el ministro que “es bueno recordar estos hechos, y por ejemplo preguntarse donde estarían estos chicos de no haber estado el PAIPPA”? Respondió que “acá, en estas colonias no estarían, porque sus padres se hubieran ido a otro lugar y tal vez poblar esas villas miserias indignas de las grandes ciudades, y sus campos caídos en manos de los especuladores de siempre”.
Marco la diferencia de los campos de otros lugares con “grandes extensiones pero sin gente, mientras en los nuestros apreciamos a productores produciendo y transformando la materia prima. Y por eso aquí están los chicos, lo que al mismo tiempo hizo necesario edificar estas escuelas, además de acentuar el desarrollo del sistema de salud, apoyo a la producción y mucho mas, porque la gente siguió en su tierra”.