El misterio de las perforaciones en un cráneo del siglo XV

165

Pese a estar colocado junto a muchos otros cráneos, era el único que presentaba 16 agujeros perfectamente redondos de diferentes tamaños y profundidad.

Los investigadores italianos revelaron que el polvo óseo del cráneo era utilizado en el tratamiento de enfermedades como parálisis, derrame cerebral y epilepsia, informó “Discovery News”.

La fuente expresó que, en aquella época se creía que estas enfermedades surgían a causa de poderes mágicos o demoníacos.

El cráneo pertenecía a un individuo que fue ejecutado junto a otros 800 hombres y en la Edad Media se consideraba que el cráneo pulverizado de santos o personas que murieron de forma violenta era eficaz para tratar ese tipo de males.

Los científicos estiman que la perforación del cráneo de Otranto fue realizada casi 300 años después de la muerte, en 1711. Sin embargo, aún desconocen por qué ese cráneo fue elegido en particular.