El partido se demoró por una agresión al línea

168