El precio de la carne vuelve a subir de forma desorbitante y a fin de año el incremento rondará el 40%

34

Las subas de precios de la carne no se hicieron esperar hasta diciembre como suele suceder año tras años, y desde hace dos semanas viene presentando aumentos escalonados, quese repetirían esta semana y no serían los últimos ya que para antes de las fiestas de fin de año el incremento debe rondar el 40%.

Si bien el gobierno nacional se encuentra en diálogo para lograr el «congelamiento» de algunos cortes, lo cierto es que las negociaciones van muy lentas. En este sentido, la pasada llegó a acordar un «mini congelamiento» con las grandes cadenas de supermercados, pero solo fue para el finde largo, y esta semana será una verdadera incógnita respecto a lo que ocurra con el sector. Vale decir que, de seguir las proyecciones significaría un nuevo golpe al bolsillo de la gente.

Es importa recordar que el jueves pasado, durante la tercera rueda de negocios de la semana en el Mercado de Liniers volvió a haber subas en las subastas, pese a los aumentos récord de 20% que ocurrieron entre martes y miércoles.
«Es increíble lo que sucede, los carniceros tenemos vergüenza de explicar a los clientes que aumenta la carne; si bien cada tanto teníamos subas, éstas eran de $150 o $20 por kilogramos, pero ahora el aumento supera los $100», dijo un carnicero.

Agregó que «la carne ya aumentó entre un 14 y un 17%, los frigoríficos avisan que antes de las fiestas deben llegar al 40%, entonces los incrementos se van dando de manera escalonada, y a partir de ahora se darán 2 a 3 aumentos por semana hasta llegar dicho porcentaje».

Finalmente, dejó en claro que en el sector de carnicerías no ven con bueno ojos la situación porque «el aumento repercute de manera negativa ante nosotros que somos el ultimo eslabón de la cadena de comercialización, lógicamente que las ventas bajan y nos quedamos con los cortes».

«La hacienda ya venía aumentando desde principio de noviembre más allá de las subas récord de esta semana. Una de las explicaciones es que finalizó el efecto que provocaba el cepo a la exportación de carne. Se agostó el impacto», explicó el economista David Miazzo, presidente de la Fundación FADA.

Y recordó que «hay que pensar que tuvimos caída del precio real de la hacienda durante cinco meses, de mayo a octubre cayó y también bajó a partir de junio el precio de la carne. Este cepo iba a generar un impacto de menores precios, pero sabíamos que eso iba a ser coyuntural. Yo pensaba que iba a durar cuatro meses, pero duró cinco. La oferta extra de carne generó un impacto a los precios, pero después siguió jugando la inflación».

Entre mayo y octubre el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió para financiar al Tesoro un billón de pesos, lo que significa una emisión de 4,5 millones de pesos por minuto. Durante ese período el precio de la haciendo bajó de precios, pero, la inflación fue del 20,6%.

«Esto tarde o temprano se iba a traducir en un aumento de precios», opinó Miazzo.

Además, hay una problemática de oferta en el mercado de carne. Si se compra octubre contra el mismo mes del año pasado, la faena cayó un 13,9%.

«La producción viene cayendo, era lógico que empiecen a subir los precios, se esperaba cerca de diciembre por un aumento de demanda estacional, pero se terminó dando antes. En parte porque creo que empiezan a tener impacto los temores a una devaluación o saltos del dólar blue», sumó Miazzo. (diariopinion.com)