El presidente de Burkina Faso afirma que vuelve a estar al frente de la transición

122

EFE

  • «El Gobierno que habéis elegido libremente y en el que habéis depositado vuestra confianza sigue siendo el único que encarna la voluntad del pueblo».
  • Michel Kafando será restituido en una ceremonia a la que asistirán una misión de presidentes de la CEDEAO.
  • La fecha límite para celebrar elecciones presidenciales es el 22 de noviembre.

Uagadugú, Burkina Faso

El presidente de Burkina Faso, Michel Kafando, que fue retenido por militares que dieron un golpe de Estado contra el Gobierno del país la semana pasada, aseguró este miércoles que ocupa de nuevo su cargo y que «la transición está de vuelta».

«La transición está de vuelta y retoma en este mismo momento el ejercicio del poder del Estado», declaró Kafando en un acto en memoria de las víctimas de las protestas registradas estos días en el país en contra del golpe proclamado el pasado jueves.

Kafando confirmaba así, poco antes del acto solemne de su restitución en el poder, que «con libertad ya de movimiento«, retomaba sus funciones «en virtud de la legitimidad nacional».

El presidente celebró el «clamor nacional» y la «reprobación internacional» contra los golpistas y en apoyo del Ejecutivo elegido para dirigir la nación hasta las elecciones, que inicialmente estaban previstas para el 11 de octubre.

«El Gobierno de transición que habéis elegido libremente y en el que habéis depositado vuestra confianza sigue siendo el único que encarna la voluntad del pueblo», aseveró el mandatario.

No obstante, llamó al pueblo burkinés a «seguir la movilización en torno a la transición para continuar lo que comenzamos, para volver a encaminar el proceso electoral».

También quiso honrar «la memoria de aquellos que han caído por la defensa de la patria», en referencia a las víctimas de las protestas en contra de los sublevados, en las que han muerto al menos diez personas y cerca de un centenar han resultado heridas.

Kafando será restituido en el poder en una ceremonia a la que asistirá una misión de presidentes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), para garantizar que el Gobierno de la transición es restaurado.

El anuncio de la vuelta de Kafando al poder llega solo horas después de que el Ejército y los militares golpistas alcanzaran un acuerdo por el que se confinará a la guardia presidencial en su cuartel general en la capital y se garantizará la seguridad de sus soldados.

La CEDEAO, que celebró el martes una cumbre extraordinaria en Abuya (Nigeria) sobre la crisis, ha intentado encontrar una solución de compromiso para devolver el poder a las autoridades civiles con tiempo suficiente para celebrar las elecciones presidenciales con la fecha límite del 22 de noviembre, un mes y medio más tarde de lo previsto.

La amnistía a los golpistas y la disolución de la guardia presidencial han sido los principales puntos de desacuerdo en las negociaciones, ya que las autoridades transitorias consideran que los militares sublevados no deben salir impunes.

Kafando, tras ser liberado por los golpistas, se refugió el lunes en la residencia del embajador de Francia, mientras que su primer ministro, Isaac Zida, volvió a su cargo oficial este martes, según anuncio él mismo.

El golpe de Estado, el sexto la historia de Burkina desde que consiguiera su independencia en 1960, ha saboteado la transición democrática en este país africano, que en noviembre del pasado año motivó la caída del expresidente Blaise Compaoré tras 27 años de mandato.