El tifón Etau golpea Japón: lluvias, inundaciones y fugas de agua contaminada en Fukushima

133

EFE

  • TEPCO está analizando la magnitud del incidente, aunque estima que el agua que ha ido a parar al Pacífico tiene «bajos niveles de radiactividad».
  • Algunas zonas han alcanzado niveles récord de lluvias, graves inundaciones y la evacuación de casi 100.000 personas en el centro y el este del país.
  • El tifón ha dejado al menos un desaparecido y decenas de heridos.

Tifón Etau

La operadora de la accidentada central nuclear japonesa de Fukushima ha detectado nuevas fugas de agua contaminada al mar causadas por las fuertes lluvias que ha dejado en la zona el tifón Etau, según ha confirmado una portavoz de la compañía.

La propietaria de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), está analizando en estos momentos la magnitud del incidente, aunque estima que el agua que ha ido a parar al Océano Pacífico tiene «bajos niveles de radiactividad» y no supone ningún riesgo medioambiental, según la misma fuente.

Las fugas proceden de los diques situados en torno a los tanques donde se almacena líquido altamente radiactivo tras ser empleado para refrigerar los reactores, y se habrían producido al acumularse una cantidad excesiva de agua en las canalizaciones de las instalaciones nucleares.

Se trata de la séptima ocasión en que se han detectado fugas de este tipo desde el pasado abril, cuando la central puso en marcha un nuevo sistema de bombeo entre sus canales de drenaje para evitar que el líquido contaminado de residuos radiactivos emanados de los reactores desemboque en el mar frente a la planta. La central resultó dañada por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011, en un accidente nuclear considerado el más grave de la historia desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

Etau deja lluvias récord y graves inundaciones

Las causa de la filtración de agua es las precipitaciones torrenciales que ha dejado en el centro de Japón el tifón Etau desde su llegada a territorio nipón el martes, y que en algunas zonas del país han alcanzado niveles récord, graves inundaciones y la evacuación de casi 100.000 personas en el centro y el este de Japón, donde el fenómeno meteorológico también ha dejado al menos un desaparecido y decenas de heridos.

El tifón Etau, se ha convertido en ciclón extratropical (tormenta de baja presión atmosférica) a su paso por el centro de Japón. La Agencia Meteorológica nipona (JMA) ha decretado el nivel máximo de alerta en las prefecturas niponas de Ibaraki y Tochigi, ante la previsión de lluvias torrenciales, inundaciones y corrimientos de tierra. En las zonas más afectadas, las precipitaciones han superado en sólo 24 horas el doble de la cantidad habitual en todo septiembre.

En varias zonas del centro del país han caído más de 400 milímetros de lluvia en el mismo período, lo que ha llevado al Gobierno de Ibaraki a solicitar la asistencia de las Fuerzas de Auto Defensa de Japón (Ejército) para las tareas de rescate de personas atrapadas en sus hogares o arrastradas por las inundaciones. En esta prefectura, las autoridades han instado a la evacuación de unas 8.200 personas.

Corrimientos, calles anegadas, trenes paralizados

Otros 90.000 residentes de Tochigi se han visto afectados por la misma orden; allí ha desaparecido una mujer de 63 años, después de que un corrimiento de tierra afectara a su hogar, mientras que otras 17 personas han resultado heridas en diversos accidentes, entre ellas dos en estado grave, informó la agencia local Kyodo.

Además, al menos 375 viviendas han quedado dañadas o destruidas por las inundaciones y los desprendimientos, según datos de la Agencia japonesa de Bomberos. Las precipitaciones han causado interrupciones en varias líneas ferroviarias locales en el este y el noroeste de Japón, así como la suspensión del servicio de alta velocidad (Shinkansen) entre las estaciones de Fukushima (centro) y Shinjo (norte). Los medios nipones también mostraron imágenes de calles y carreteras completamente anegadas en varias zonas del país, así como de vehículos arrastrados por las inundaciones