Emotiva evocación a Néstor Kirchner en acto por día de los Jardines de Infantes

186

ZORRILLA ACTO JARDINERITOSEste miércoles 28 de mayo se celebro el Día de los Jardines de Infantes y Día de la Maestra Jardinera, y de manera coincidente el 11° aniversario de la firma del acta de Reparación Histórica que suscribiera el gobernador Gildo Insfran con el ex presidente Néstor Kirchner en nuestra ciudad.

Fue en la sede del JIN 1 “Rosarito Vera”, establecimiento tradicional que alberga esta evocación instituida en homenaje a Rosario Vera Peñaloza que dejo su vida en pos del reconocimiento y crecimiento del nivel Inicial y reclamo en su predica la obligatoriedad y gratuidad del jardín de infantes como un derecho de todos los niños.
Allí, el ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, junto a la directora del nivel Inicial, María Franco, directivos y jardineritos de jardines compartieron la especial conmemoración.
En ese marco es que el doctor Zorrilla expreso su agradecimiento por la vocación que las impulsa a las jardineras a estar cerca de los niños en esta que es su “primera etapa de socialización”.
Trazo un parangón entre Rosarito Vera Peñaloza a la que se la recordaba ayer “por ser la fecha en que falleciera en el año 1950 tras dejar una vida por una educación para todos los niños, y el 28 de mayo de 2003 cuando vino a nuestra ciudad un compatriota del sur que había asumido tres días antes como presidente, Néstor Kirchner. Vino a reunirse con nuestro gobernador, juntando los extremos de la patria, con el principal objetivo de reconocernos como partes integrantes plenos de la nación”.
“Nos trajo el acta de reparación histórica donde nos reconocía a los formoseños como miembros plenos de una nación, que antes no lo teníamos en la práctica, solo del tipo formal. Es que nunca los poderes centrales habían puesto el ojo sobre Formosa con el criterio de igualdad y equidad que nos merecemos todos los argentinos”, reflexiono el ministro. Dijo que “con el criterio centralista de acumular poder y privilegios en desmedro de los demás se fue creando una patria despareja. La central con la acumulación de privilegios económicos y políticos, y las postergadas regiones norte y la Patagonia. Ese sentido de integración territorial de los pueblos es que se manifestó plenamente ese 28 de mayo de 2003”.
“Los formoseños debemos estar agradecidos a ese compatriota, el que permitió por ejemplo, que podamos hoy decir con orgullo y satisfacción que tenemos un jardín de infantes en cada paraje o comunidad de la provincia y también en el país, a partir de la decisión política de que más del 6% del PBI se volcara a la educación”, afirmo.
Afirmo el ministro que “el doctor Néstor Kirchner junto al gobernador Gildo Insfran nos dieron aquel dia la dignidad de ser argentinos, al reconocernos como parte integrantes pleno de la nación. Es que hasta ese momento habíamos tenido un reconocimiento por parte del general Juan Domingo Perón en 1955 que por hechos históricos como el golpe de estado no se pudo concretar la provincializacion como se hubiera querido”.
“Pero insisto, con ese acto del 28 de mayo de 2003 y tal como lo expresa en su integralidad el título: “Reparación Histórica”. Fuimos reparados como integrantes de la nación, como argentinos. Todo lo que vino después como las obras, es parte del reconocimiento a un claro pensamiento del doctor Insfran de que tiene que haber una sola Argentina y no una partida en tres realidades diferentes (el norte, centro y sur)”, subrayo.
Considero que “en aquel entonces se dio el inicio del camino que hoy se ve concretado con la unidad nacional, donde por ejemplo las provincias del norte hemos mejorado muchísimos las condiciones de vida, y que lo que antes eran el privilegio de unos pocos hoy son derechos de todos”.

“Jardineros aborígenes”

El ministro también tuvo palabras de reconocimiento –dado que la inmensa mayoría de docentes del nivel Inicial son mujeres- a los maestros indígenas que enseñan en los jardines.
Expuso la particularidad y enseñanza que deja el hecho de que “en la modalidad intercultural bilingüe, quienes integran la pareja pedagógica en el aula de los jardines son varones, es decir maestros indígenas del nivel Inicial. Y eso expresa algo muy importante, porque a los varones nos da vergüenza mostrar nuestra paternidad y exteriorizar el afecto, sin embargo nuestros hermanos originarios nos están dando una lección de cómo los varones no debemos tener vergüenza de demostrar nuestro amor y cariño”.