EN ALERTA: seguidilla de robos sin esclarecimiento tiene «muy preocupado» a comerciantes

187

«En Formosa están pasando cosas muy raras y la policía esta desbordada», había manifestado Pilo Caceres. En igual sentido otros comerciantes consultados dijeron sentirse desolados, abandonados en su suerte y hasta temen por su integridad física, porque aseguran que los delincuentes últimamente están «jugados» y no respetan la autoridad que no aparece ni nunca esclarece nada.

La preocupación por una nueva ola delictiva comenzó a crecer en los últimos días en Formosa. En ese sentido, el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Formosa, Mario Paganini, expresó a La Mañana que se sienten «muy preocupados» y que constantemente deben reforzar las medidas de seguridad.

«Estamos muy preocupados, tenemos que cuidarnos entre todos los comerciantes, de alguna manera coordinarnos por zona», dijo el ahora titular de la Cámara, luego de que Graciela Zanoni presentara su renuncia hace unos meses.

Sobre las medidas de seguridad, Paganini señaló que «constantemente tenemos que estar incrementándolas: cámaras de seguridad, rejas, personal de seguridad, etcétera. En mi caso particular, si se refiere a alarmas siempre voy contratando lo último que sale al mercado». A todo esto, añadió que tener «la necesidad» de adquirir este tipo de equipamientos significa un gasto extra muy importante para los comerciantes. «Es un gasto enorme. Encima que venimos con una rentabilidad muy erosionada, tener que hacer estos gastos para cuidar que no nos roben o ,en el caso de que nos roben, tener que afrontar esa pérdida es algo muy negativo», dijo.

Cabe destacar que en los últimos días ocurrieron importantes robos con características peculiares. Entre la noche del viernes 16 de este mes y la mañana del sábado 17, delincuentes ingresaron a la sucursal de la cadena de supermercados APA que se encuentra en la avenida Kirchner de esta ciudad. Según el dueño de la cadena Carlos Méndez, se habrían llevado entre 50 y 60 mil pesos en efectivo. Indicó que los ladrones «sabían lo que hacían» y que desconectaron el sistema de cámaras de seguridad.

Tal es así que ayer, a las 11 de la mañana, una mujer que trabaja como empleada en un comercio ubicado sobre la calle Rivadavia, entre España y Saavedra, denunció haber sido asaltada a mano armada por otra mujer, que se habría llevado dinero en efectivo y algunas prendas de vestir.

En tanto, este domingo 18 por la noche, delincuentes robaron dinero en efectivo del local de la cadena Cáceres ubicado sobre calle Fontana, frente a la plaza San Martín, mientras se desarrollaba un numeroso festival de música. Al respecto, el empresario Ricardo «Pilo» Cáceres dijo a La Mañana que sólo se llevaron «el cambio» de las cajas registradoras, pero que «estamos en una etapa en que están pasando muchas cosas en Formosa; seguramente la Policía está desbordada. Están pasando cosas muy raras». «La policía esta desbordada»

Desbordados

En efecto, los comerciantes se sienten desolados y hasta temen por su integridad física porque aseguran que los delincuentes últimamente están «jugados». «Estos tipos (los ladrones) no le tienen respeto a nada, no los asusta ni las alarmas ni la Policía. La mayoría actúa bajo el efecto del alcohol o las drogas, también se habla de bandas organizadas provenientes de otras provincias; tenemos que agradecer que hasta ahora no hubo víctimas pero, si no hay mano dura, Formosa puede pasar de ser una provincia tranquila a la cuna de los delincuentes», manifestó a este Diario el propietario de un puesto de revistas.

Si bien los consultados por este matutino aseguraron que observan más efectivos policiales recorriendo las zonas céntricas, este hecho pareciera no amedrentar a los delincuentes, ya que un nuevo robo, en pleno centro y en horario comercial, resonó en los oídos de los comerciantes como una advertencia de que la ola de robos no llegó a su fin.

Es así que los recientes episodios de inseguridad en algunos comercios de la ciudad preocupan sobremanera a los comerciantes, al punto que en algunos casos los propietarios planean contratar seguridad privada exclusivamente para el horario de atención al público.

Barrios

Así también, desde hace poco tiempo, las denuncias por casos de inseguridad en los barrios se multiplican. Familias de barrios como el San Pedro, Vial, San Francisco, San José Obrero, Independencia, La Paz, 2 de Abril, Venezuela, Guadalupe y Villa Lourdes manifiestan casi a diario que los constantes robos en la calle y amenazas cometidas por algunos grupos de jóvenes, en su mayoría menores, ocasionan miedo. Algunos afirmaron vivir intranquilos y en una sensación constante de inseguridad, es por esto que piden más control policial y charlas con los vecinos que desean ser asesorados sobre la mejor manera de defender a sus familias y sus bienes.

Robos de celulares, de garrafas y de distintos elementos personales como carteras y billeteras son los casos que más mencionan los vecinos que manifestaron su preocupación a La Mañana. Casi a diario este matutino recibe quejas y pedidos de más seguridad desde distintos puntos de la ciudad. OPINION CIUDADANA