En Clorinda, estiman que un 80% de los jubilados y pensionados de ANSeS proviene del Paraguay.

30

CLORINDA (de n/agencia)- La procedencia de la gran mayoría de los beneficiarios de jubilaciones y pensiones en Clorinda, era tan evidente como notoria. Pero que alcanzaran proporciones tan importantes, fue sencillamente revelador. Es que un sondeo extraoficial realizado por el personal de los dos bancos que tienen sucursales en Clorinda, habría logrado hacer una proyección que permite estimar que sería del orden del 80%, los beneficiarios que todos los meses vienen desde los más recónditos rincones del Paraguay a llevarse estos beneficios a la vecina República.

De acuerdo a esas estimaciones, del total de 24.500 beneficiarios sólo del Banco Nación, entre jubilaciones, pensiones, pensiones no contributivas y otras asignaciones, más de 18 mil ingresarían todos los meses desde Paraguay. Esto, traducido en números, estaríamos hablando de aproximadamente 51 millones de pesos, sólo de uno de estos bancos, ya que se sabe que también otros miles perciben sus beneficios en la otra sucursal bancaria. Y cómo es que logran acceder a las asignaciones, fue la consulta a los funcionarios bancarios. Ellos respondieron que “un porcentaje importante vivió y trabajó alguna vez en la República Argentina. Pero el resto, consiguió cobrar mediante maniobras que tienen complicidad de ‘gestores’ especialmente en esta frontera”.

“Hecha la ley, hecha la trampa”, dice un refrán que le cabe perfectamente a la situación generada en esta frontera con el pago de los beneficios a través de las dos sucursales bancarias. Es que aquellas personas en edad de acogerse a los beneficios, es decir mujeres mayores de 60 años, y hombres a partir de los 65 años, vienen a Clorinda “motivados” por algún familiar que le comentó que “en Argentina podemos cobrar la jubilación” o una pensión no contributiva, mediante la intervención de los famosos “gestores” que sólo piden la documentación personal y luego se encargan de “acomodar” los datos para ingresar al sistema.

Una vez que se aprobó la solicitud del beneficio, el “gestor” se queda con el primer pago al beneficiario, que normalmente es un importante monto retroactivo de más de tres meses de haberes acumulados, además del pago previo, para “agilizar” la tramitación. Estos beneficiarios registran algún domicilio apócrifo en Clorinda.

Los funcionarios del banco expresaron que “si se tratara de paraguayos que efectivamente residen en nuestro país, estaría todo bien. Pero este dato contundente habla de que la inmensa mayoría no vive en Argentina y tienen en sus documentos alguna dirección que ni los propios titulares conocen”.

De hecho, ya existen causas judiciales abiertas en instancias del Juzgado local donde se investigan los mecanismos para acceder a estos beneficios.

Hubo “gestores” detenidos y trascendió que la Justicia pidió incautar sellos de una comisaría para peritarlos ante la presunción de que existirían certificaciones de domicilio falsificadas, para otorgar el beneficio nacional a personas que no residen efectivamente en Argentina.

Comentarios

Comentarios