En Córdoba quieren sancionar a los padres de los menores que cometan faltas

241
tránsitoEl intendente de la ciudad, Raúl Mestre, envió un proyecto para modificar el Código de Convivencia y de Protección del Ambiente. Prevé, además, mayores multas por faltas de tránsito, aunque no adhiere al «alcoholemia cero» de la Provincia

Una comisión de especialistas conformada el año pasado por el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, elaboró el proyecto del nuevo Código de Convivencia y de Protección del Ambiente, que será enviado al Concejo Deliberante para su aprobación en diciembre.

El nuevo código prevé un agravamiento generalizado de las multas por faltas de tránsito, la aplicación de sanciones a los padres de los menores que cometan infracciones (por ser «solidariamente responsables») y la ratificación de un criterio distinto del que sostiene el Gobierno provincial para el control de la alcoholemia.

Ramón Ortega, presidente de la comisión de especialistas y director administrativo de los Tribunales de Faltas de la Municipalidad de Córdoba, dijo que se propone «una reforma total, norma por norma», del actual Código. Y agregó: «Se discutieron todos y cada uno de los artículos. Hemos modificado la parte general y la parte especial, y agravado todas aquellas situaciones en las que se pone en riesgo la vida de las personas y el ambiente».

Otro de los cambios más importantes es sobre el cálculo del monto de las multas, que hoy son en pesos y que, de aprobarse esta propuesta, se formularán en «unidades económicas», como hace la Justicia con el «jus». En relación con los controles de alcoholemia, Ortega fue tajante: «Ratificamos los 0,4 miligramos de alcohol por litro de sangre como índice máximo tolerado para poder conducir. Quien supere ese límite, no podrá seguir conduciendo, se le retirará el vehículo y recibirá una sanción, aunque sin accesorias».

Asimismo, señaló que se propone el endurecimiento de todas las sanciones por daños al medio ambiente, aunque aclaró que se especifica una proporcionalidad en la multa para que no se torne inconstitucional. En el nuevo texto se agravan las multas para los que obstaculicen corredores sanitarios y de emergencias, y el normal desenvolvimiento del transporte público «estacionando en paradas de colectivos», ejemplificó. Se propone la clausura y el decomiso total de las mercaderías de aquellos locales que comercialicen, sin la habilitación correspondiente, materiales como pirotecnia, medicamentos, fármacos y zooterápicos.

También hace referencia a las fiestas en las que se localice a menores consumiendo alcohol. Para esta falta, prevé multas y clausuras mínimas de entre 15 y 30 días. Para la aplicación de estas normas, según confió el funcionario, la comisión propondría también reformas puntuales en las ordenanzas que regulan el tránsito, el ambiente, la cartelería y los espectáculos públicos.

(Infobae)