En Santo Tomé ya se habilitó la ruta 14, en la zona hay casi 2.500 evacuados

178

Tratando de comenzar de nuevo, tras la inundación en Santo Tomé, la bajante de 2 metros del río Uruguay llevó alivio a la zona, lo que determinó que ayer la ruta nacional 14 (a la altura de Cambay y Naranjito) fuera liberada de agua, y se habi­litara el tránsito y los camio­nes que aguardaban hace varios días, y que pudieron continuar su rumbo.
Por otra parte, el número de evacuados y autoeva­cuados ascendió a 2.424, haciendo un total de 605 familias, las que están dis­tribuidas en la escuela 687 del barrio Sarmiento, en la escuela 484 del barrio Esta­ción y en dos templos evan­gelistas del barrio Tablada.
El intendente, Víctor Giraud, confirmo a NOR­TE de Corrientes que se incrementó el número de afectados por la creciente, porque hubo zonas que no se contabilizaron y recién comenzaron a aparecer más familias inundadas. “Nos estamos reuniendo con el Comité de Crisis, y en el ul­timo encuentro se acordó cómo será el regreso a las casas. Algunos ya vuelven a limpiar, pero todavía las vi­viendas no están habitables. Además, hay que realizar la fumigación correspondien­te”, aclaró Giraud.
Por otra parte el director de Bromatología, Juan Mar­cos Marelli, señaló que “mu­cha gente quiere volver con urgencia, pero tiene hasta 10 centímetros de barro en su vivienda. Lo que se pide es que limpien primero, lue­go se fumiga, y en tercer lu­gar se desinfecta. Antes no, para evitar la aparición de alimañas por la creciente”. Además, desde el área se están entregando repelen­tes y los damnificados están siendo controlados muy de cerca por el equipo sanitario del Municipio, ya que, luego de situaciones de este tipo, quieren aparecer distintas enfermedades.
Si el tiempo acompaña, a partir de hoy comenzarían los trabajos desde el área de Bromatología, Marelli manifestó que “requieren personal para efectivizar las fumigaciones”, y que tienen insecticida para toda la zona afectada. Además, desde la Comuna pusieron “a disposición los móviles necesarios para concretar el trabajo”.
El Intendente solicitó que los afectados se manejen desde los centros de evacua­dos con los agentes sanita­rios, y desde allí recibirán el apoyo técnico para sus viviendas, en caso de que requieran reparación. En cuestión de salud, este fin de semana un equipo rota­rá los centros de evacuados, para tener la mayor parte de la situación controlada.
El secretario privado del Ministro de Desarro­llo Social de Corrientes, Alejandro Román, señaló que se acordó una compra general de mercaderías, las que llegarían a las instalaciones de la Gendarmería Nacional, y la distribución estará a cargo de Defensa Civil.
Por su parte, el intenden­te Giraud recalcó que están garantizadas las necesida­des básicas: la alimenta­ción, la salud, y la provisión para los centros de eva­cuados. Y que cuentan con apoyo alimentario, tanto desde la provincia como de la Nación.
El Intendente subrayó que hay gente sin hogar y que buscan resolver pronto este preocupante tema.
Por otra parte, las fuerzas de seguridad desmienten hechos delictivos en estos días de emergencia hídrica. Afirmaron que se intensifi­carán los patrullajes en la zona afectadas por la cre­ciente del río.s

Campaña solidaria estudiantil para los inundados
La ruta nacional 14 está cortada desde ayer en el kilómetro 598, a la altura del río Aguapey entre Alvear y La Cruz, por pre­caución y prevención, según lo indicó Carlos Colombo, jefe de Viali­dad Nacional. Además, esta carretera, que va al paraje Atalaya, tam­bién permanece cor­tada por razones de se­guridad. Pueden cru­zar peatones y motos. Funcionarios del Pami y de la Anses vendrán el lunes a Santo Tomé, para realizar un rele­vamiento de los afec­tados afiliados a estos organismos.
En la jornada de hoy, durante el partido de Argentina, en el anfiteatro José Her­nández estudiantes de la Universidad Na­cional del Nordeste recibirán donaciones para los correntinos inundados en Santo Tomé y zonas aledañas, desde las 10 has­ta las 20 horas. Solicitan alimentos no pe­recederos, artículos de limpieza, ropas de abrigo, frazadas, colchones y cobertores.
Por otra parte, esta semana el colegio Nacional inició una campaña solidaria de donaciones de ropas, abrigos y alimentos no perecederos para ser llevados a Santo Tomé, a las familias afectadas por la cre­cida del río Uruguay.
Afortunadamente, la sociedad corren­tina respondió masivamente y sobrepa­só las expectativas que tenía el estable­cimiento en esta campaña. Ayer fueron trasladadas las colaboraciones hacia la localidad ribereña.
DESTACAN LA COORDINACIÓN
El Consejo Hídrico Federal (Cohife) emitió una declaración por la emergencia de inundaciones en la Cuenca del Plata, en la que “expresa su solidaridad con la población damnificada”, a la vez que se destacó “la necesaria coordinación entre los organismos que elaboran los pronós­ticos”, y el “respaldo a las jurisdicciones provinciales involucradas para la con­creción de obras y medidas no estructu­rales”. Algunas provincias argentinas se solidarizaron con los inundados del Li­torals