En un discreto partido, Víctor Galarza salvó a Boca Unidos que sigue de racha

17

Boca Unidos sumó una nueva victoria ayer por la tarde, al derrotar a Sarmien­to de Junín por 1 a 0.

El partido, de discreto ni­vel, lo destrabó el ingresado volante correntino, Víctor Galarza a los 22’ de la parte complementaria.

Con una interesante con­currencia de público, el par­tido que correspondió a la fecha 35ª del campeonato de la B Nacional, se jugó en cancha de Huracán Corrien­tes, bajo el arbitraje de Ariel Suárez.

El partido fue de los más pobres que se vieron últi­mamente en Corrientes, con dos equipos muy impreci­sos, erráticos, inconexos en sus líneas, con jugadores a los que les faltó creatividad e ingenio para provocar situa­ciones frente a los arcos, a tal punto, que más de uno de los muchos presentes en el estadio de Huracán Corrien­tes, tuvieron ganas de irse de la cancha durante la primera media hora de juego.

En los 15’ finales (lo mejor de la tarde) se despertaron ambos de la monotonía.

A los 30’ Raymonda com­binó con Dening y Bastiani­ni de media vuelta le quemó las manos al arquero Ischuk; enseguida Raymonda metió un tiro libre que Escobar impactó de cabeza haciendo revolcar al “uno”.

Sobre los 36, otra pelota quieta, esta vez de Baroni y Moisés que gana de arriba pero sin darle la mejor di­rección.

La visita menos que el local. Recién en el minuto 39 avisó cuando Tamburelli ganó por izquierda, su cen­tro no pudo ser despejado por Baroni, Ramiro López la empujó suave al gol y el mismo “Leo” que se relame para salvar casi sobre la lí­nea y tras cartón el rubio Diellos se sacó la merca de encima en una baldosa y su remate fue tapado en gran forma por Garavano.

Esa ráfaga de situacio­nes hizo frotar las manos a varios, pensando que el complemento se jugaría con ese vértigo final, pero fue un engaño para todos a excepción del centro fortui­to de Dening que dio contra el travesaño al minuto o el tiro libre de Oviedo que se fue cerca.

El lateral Azil a los 11’ mandó un centro que Tam­burelli apenas la rozó y le pelota se fue besando el poste derecho.

Pero era muy tibio todo hasta que a los 22’ Víctor Galarza (había ingresado 10 antes por un desdibuja­do Perea) empujó al gol una pelota que Dening tocó con Bastianini, el pase a Ray­monda cuyo remate se des­vía en un defensor y el toque de rastrón al medio del arco del mediocampista.

Herida la visita intentó adelantarse pero adoleció de ideas y de actores aptos para ello, entonces el Aurirrojo dispuso de un par de contras para liquidarlo.

En una de ellas, Bastianini sacó un disparo que dio re­bote Ischuk, Escobar (llegó a cinco amarillas) ganó el rebote pero la faltó decisión para saber definir y a los 4’ del final el arquero le tapó a Galarza el segundo tras gran centro del “Pipa” Estévez.

El equipo ganó y a la gente poco le importó que lo haya hecho sin jugar bien, pero los tres puntos quedaron en casa y ahora esperan a Talle­res y en Córdoba.s

BRAZOS ARRIBA, MIRADA AL CIELO, VÍCTOR GALARZA FESTEJA SU GOL, ATRÁS SUFREN EL ARQUERO LUCAS ISCHUK Y FACUNDO CORIA.

Boca Unidos lleva suma­dos 23 puntos en el 2014 del total que tiene (44), con 6 victorias, 5 empates y 2 derrotas.

Galarza: “Con carácter también se gana”

A los 12’ del complemen­to, el técnico Carlos Trullet decidió que Víctor Galarza, ingresara por Emanuel Pe­rea. Y el volante correntino decía a la salida del vestua­rio, “de a poquito tenemos que ir, no voy a decir es­tamos para pelear el cam­peonato, hace poquito es­tábamos allá abajo, ahora estamos subiendo, así que estoy muy contento. Creo que tenemos jugadores de buen pie, lo demostramos de local como también de visitante, a veces con ca­rácter también se puede ganar los partidos”.

Tiene sus oportunida­des, venía de ser titular ante Villa San Carlos, ayer metió el gol del triunfo: “A todo jugador le da confian­za tener minutos en can­cha, así que estoy muy feliz por estar jugando y ojalá que siga jugando mucho más”.

“La verdad que me pone feliz el gol, como todo ju­gador cuando convierte, con la tranquilidad de que venimos jugando bien y demostrando que siempre podemos ganar”, agregó sobre este momento.

El objetivo sigue siendo los 50 puntos, “obviamen­te falta un pasito, primero trataremos de llegar a eso, después lo que venga va ser para nosotros algo más importante. El técnico nos da su apoyo, nos sentimos confiados e iremos a Cór­doba, pero con los pies so­bre la tierra”.

El sábado a las 19 lo es­pera Talleres, el miércoles venidero en Buenos Aires jugará con Douglas por Copa Argentina y viernes recibe a Unión. s

Comentarios

Comentarios