Entre lágrimas, la Presidente rezó la «oración por la paz»

180

En su regreso al Tedeum en la Catedral porteña, la mandataria se emocionó al pronunciar una plegaria. «Donde haya odio, pongamos amor; donde haya discordia, pongamos unión, invocó 
La presidente Cristina Kirchner leyó visiblemente emocionada «la oración de la paz» durante el Tedeum por este 25 de Mayo en la Catedral Metropolitana, ceremonia encabezada por el arzobispo de Buenos Aires y sucesor de Jorge Bergoglio, Mario Aurelio Poli, que marcaba el regreso de la jefa de Estado a la diócesis porteña.

Entre lágrimas que llegaron al final del rezo, la mandataria leyó la pregaria que pedía: «Haz de nosotros instrumentos de tu paz. Donde haya odio, pongamos amor. Donde haya discordia, pongamos unión. Donde haya error, pongamos verdad. Donde haya duda, pongamos la fe. Donde haya angustia, pongamos esperanza. Donde haya tinieblas, pongamos tu luz. Donde haya tristeza, pongamos alegría».

Y añadió: «Maestro, no busquemos tanto ser consolados como consolar. Ser comprendidos como comprender. Ser amados como amar. Porque dando se recibe, perdonando se es perdonado y muriendo se resucita a la vida eterna. Amén».

Unos minutos antes, en su homilía, Poli citó al papa Francisco y pidió por el diálogo y la unidad en Argentina. «Hoy el Papa, un argentino nuestro, lleva al magisterio universal lo que tantas veces enseñó entre nosotros. Personalidades de todo el mundo y muchos argentinos fueron a verlo y seguramente escucharon estas palabras que tantas veces dijo: «Cuando los líderes de diferentes sectores me piden un consejo, mi respuesta siempre es la misma: diálogo, diálogo, diálogo. El único modo de que una sociedad crezca, es la cultura del encuentro»», sostuvo.

«Hoy, o se apuesta por el diálogo, por la cultura del encuentro o todos perdemos», aseguró el arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires ante la mirada atenta no solo de Cristina Kirchner, sino de varios políticos como el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y hasta el vicepresidente Amado Boudou. (Infobae)