Esperanza para Abril, la semana que viene inicia el tratamiento en el Fleni

160

Abril, la mercedeña que había perdido la movilidad tras un acto de violencia escolar, se encuentra en Buenos Aires desde hace dos semanas, aguardando el momento de iniciar su tratamiento.
En este sentido, Clau­dia Ghezzi, (madre de Abril) comentó, a NORTE de Corrientes, que ayer le avisaron la llegada del equipamiento que estaban esperando, a la Fundación contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (Fleni) para iniciar el trata­miento especial que necesi­ta la nena.
De este modo, la madre de Abril aseguró que “están con mucha ansiedad y que Abril está muy dolorida, y que los especialistas ya le solicitaron la compra de indumentaria hospitalaria para poder comenzar con el tratamiento el lunes”.
“Abril no está muy bien anímicamente, tiene mu­cha ansiedad y tiene mie­do, pero a la vez quiere comenzar cuanto antes el tratamiento, para poder re­cuperarse pronto y poder realizar su vida dentro de lo normal”, detalló Clau­dia Ghezzi.
Por su parte, estableció que están ansiosos y que cuentan con el apoyo in­condicional de todos los profesionales. Además, destacó: “Los médicos nos dicen que ella va a te­ner una mejoría pero que no va a estar totalmente óptima para caminar”.
“Comenzamos un perío­do que tanto esperábamos, pero que hoy nos encon­tramos con la realidad y te­nemos miedo, ansiedad, y ponemos todo en manos de Dios”, resaltó la mujer.
“Los médicos nos dijeron que tendremos que estar haciendo tratamiento más de dos meses para que se pueda descomprimir la parte inferior de las pier­nas y espalda”, añadió. Y agregó que “por el momen­to Abril está tomando mu­chos analgésicos y está más sedada, por el dolor muy fuerte en la espalda que tiene, y está haciendo trata­miento ambulatorio en un departamento”.s
El lunes comenzará un tratamiento de más de 2 meses en el Fleni, para descomprimir la espalda y las piernas.
ASEGURAN QUE MEJORARÁ PERO QUE NO QUEDARÁ EN CONDICIONES ÓPTIMAS PARA CAMINAR NORMALMENTE.
La nena fue víctima de acoso escolar
El caso de Abril se hizo conocido por no tratarse de un simple accidente, sino por­que la nena fue víctima de “bullying”. El hecho de violencia ocurrió en octubre de 2012, cuando en una clase de educación física una compañera la empujó con fuer­za, lo que terminó causándole daños en la médula, entre la cuarta y quinta vértebras lumbares.
La madre de la chica señala también el abandono por parte de los responsa­bles del establecimiento. Según relató su mamá, fue un golpe seco y la niña se que­dó sin aire y sin poder respirar.
De esta manera, Abril, víctima de acoso escolar, conocido como “bullying”, debió ser internada en el hospital pediátrico “Juan Pablo II”, de la capital provincial, tras sufrir el daño que fue primicia en los medios de difusión.s