Estado Islámico planea atentar contra Isabel II, según el diario 'Mail on Sunday'

112

EFE

  • El supuesto atentado se produciría el próximo fin de semana, durante los actos conmemorativos del 70 aniversario de la victoria aliada sobre Japón en la II Guerra Mundial.
  • A los actos acudirán la reina Isabell II y familiares, el primer ministro David Cameron, destacados políticos y veteranos de guerra.
  • El periódico afirma que la Policía y el MI5 ha detectado una amenaza yihadista específica.

La reina Isabel II asiste a un acto conmemorativo en el castillo de Edimburgo, Escocia

Los agentes de seguridad británica están trabajando al máximo para desactivar un supuesto plan organizado por Estado Islámico en Siria para atentar contra la reina Isabel II el próximo fin de semana en Londres, según ha informado este domingo el dominical Mail on Sunday.

El medio añade que la Policía y el MI5 (Servicio de contraespionaje que actúa en Reino Unido) cree que los yihadistas tienen previsto detonar una bomba durante los actos conmemorativos del 70 aniversario de la victoria aliada sobre Japón en la II Guerra Mundial, que se celebrarán en Londres el próximo sábado.

Además de la reina Isabel y otros miembros de la familia real, está previsto que el primer ministro David Cameron, destacados políticos y veteranos de esa contienda bélica, asistan a dichas celebraciones.

«Un ataque como este, si tuviera éxito, causaría muchas víctimas y convertiría en realidad el viejo temor a que los extremistas islámicos radicados en este país cometan un espectacular acto terrorista», indica el Mail on Sunday.

Aseguran que varias fuentes de las fuerzas del orden han revelado que se ha detectado una «amenaza específica» contra la reina, lo que ha provocado una «revisión urgente» de las medidas de seguridad.

Al parecer, los yihadistas podrían usar un artefacto explosivo similar a la olla de presión detonada en el atentado cometido en 2013 contra la maratón de Boston (EE UU), en el que murieron tres personas y más de 260 resultaron heridas.

El peor atentado cometido en Reino Unido en los últimos años fue en Londres el 17 de julio de 2005, cuando cuatro islamistas suicidas detonaron bombas en el metro y en un autobús. El ataque se cobró la vida de 52 personas e hirió a más de setecientas.  

No obstante, el dominical también ha mencionado que cientos de británicos han abandonado el Reino Unido para unirse a Estado Islámico en Siria e Irak, y que otros han permanecido en el país para organizar ataques en «territorio doméstico«.

Por el momento no se han efectuado detenciones en relación al supuesto atentado, pero las fuerzas antiterroristas están siguiendo «el desarrollo de la trama» y trabajan «contrarreloj» para desactivarla.