Falleció el oceanógrafo y sabio argentino Luis Capurro‏

112

 

En el Distrito Federal de México, falleció a los 95 años el casi desconocido para los argentinos, el sabio y oceanógrafo oriundo de Buenos Aires, capitán de navío (RE) y doctor, Luis René Antonio Capurro Filograsso, quien además de haber sido el primer comandante del rompehielos “Gral San Martín”, fue pionero en los estudios de la plataforma continental argentina en el atlántico sur que son los que aun sostienen nuestros derechos soberanos sobre las islas Malvinas.

 

Autor de tres libros especializados de Oceanografía, el Dr. Capurro poseía una sólida formación por la que obtuvo 4 Licenciaturas, 10 Maestrías y 7 Doctorados. Recorrió diversos litorales, siendo testigo de fenómenos naturales que estudió a su paso. Fue el primer jefe del Departamento de Oceanografía del Servicio Hidrológico Nacional. Sus estudios científicos de dicha Plataforma, en la década de 1950, fueron determinantes para el desarrollo de la oceanografía en el continente americano.

 

En una suerte de autoexilio en México por falta de apoyo en la Argentina, fue impulsor de la investigación y desarrollo de las ciencias marinas en ese país e investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados Unidad Mérida y quien realizara importantes aportaciones en el estudio de oceanografía física, principalmente de las lagunas costeras. El investigador argentino fue docente por más de 33 años en el Cinvestav en la cátedra de Oceanografía General del Departamento de Recursos del Mar de México, donde residía. La biblioteca Cinvestav Unidad Mérida de ese centro de altos estudios, impuso su nombre aun en vida del científico.

También fue presidente del Comité Científico de Investigación Oceánica, del Consejo Internacional de Uniones Científicas; representante de la Asociación Internacional de Oceanografía Física, ante el Comité Científico de Investigación oceánica y presidente del Consejo Latinoamericano de Oceanografía entre otros.

Luis Capurro se graduó como oficial de Marina de Guerra en la Escuela Naval Militar, Buenos Aires, Argentina; realizó sus estudios de posgrado en la Scripps Institution of Oceanography, La Jolla, Universidad de California, una estancia postdoctoral en la Texas A & M University, College Station, Texas, USA. Ingresó al Cinvestav (centro de investigacion mexicano) Unidad Mérida en 1982, integrándose de inmediato a la planta de profesores que iniciaron el posgrado en biología marina en septiembre del mismo año. Alcanzó el nombramiento de Investigador Cinvestav 3-C.

 

Miembro por invitación de la Sociedad Científica Argentina, formó parte de los comités editoriales de las revistas: Geofísica Internacional (UNAM), Investigaciones Marinas, Reviews in Fish Biology and Fisheries (Gran Bretaña), así como Frente Marítimo, Uruguay-Argentina. Perteneció a la Comisión Evaluadora del Conacyt (1985-1988) y a la Comisión Nacional PNUD. Fue el único investigador decano de excelencia que participó en el Año Geofísico Internacional (AGI).

 

Fue distinguido como Presidente del Scientific Commitee of Oceanic Research (SCOR) del ICSU (The International Council for Science) y como miembro del Bureau del Upper Mantte Committee del ICSU. En enero de 2007 recibió un diplomado dorado por la Unión Americana de Geofísica y la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica, declarándolo miembro de oro por los servicios prestados durante el AGI, para el conocimiento de los mares del planeta Tierra. Su producción se centra en la publicación de tres libros especializados de Oceanografía.

 

El Dr. Luis Capurro ha sido un asiduo impulsor de la investigación y desarrollo de las Ciencias Marinas en México. Su motivación académica en la Unidad Mérida ha sido bipartita; por un lado la presentación de proyectos científicos avanzados que apunten al desarrollo de Yucatán; y, por otro, la formación de recursos humanos de excelencia científica y académica.

 

Cuando identificaba algún estudiante con vocación académica y potencial científico, se entregaba totalmente a su formación avanzada y recurrió a los medios mexicanos e internacionales a su alcance para que culmine de manera exitosa su formación científica. Para completar su labor de docente excepcional, hasta se comprometió en conseguirles trabajo profesional en instituciones de prestigio.