Formosa no debe perder la oportunidad para ingresar en la actividad nuclear

36

vvvEl ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, instó a los formoseños a no perder la magnífica oportunidad que se le presenta para ingresar en la actividad nuclear.
“No debemos andar con tapujos y por ello estamos dispuestos a dar todos los debates que fueren necesarios porque nuestros verdaderos enemigos son la pobreza, la miseria y el desempleo y esta es una ciencia que sirve para el desarrollo humano para una mejor prestación de la medicina y fundamentalmente para generar el pleno empleo”, convocó.
Dijo que la actividad a desarrollar en Formosa por la planta de Dioxitek a 16 kilómetros de la capital será propia de la industria química y no reviste riesgo nuclear alguno, no hay residuos líquidos y la emisión de gases es nula.
Informó que la planta empleará a 1.200 trabajadores de los cuales 750 serán de la construcción y 450 durante la operación.
“El potencial para la formación profesional y técnica que generará Formosa para Dioxitek es fenomenal en tecnología nuclear, energía, medio ambiente, electromecánica , electrónica, construcción y ciencias exactas”, destacó.
Insistió por ello en que “Formosa está frente a una oportunidad única de ingresar al sector nuclear”.

Con los rusos

El ministro acaba de recibir al presidente de la empresa rusa Rosatom, Sergei Kirienko, para repasar la cooperación nuclear y ultimar detalles del acuerdo que suscribieron la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par de la Federación Rusa , Vladimir Putin
Durante el encuentro, De Vido destacó la profundización de la cooperación y el intercambio en relación a los usos pacíficos de la energía nuclear, a partir de la firma de un acuerdo entre ambos países y detalló los avances en la puesta en marcha de la central Nuclear Néstor Kirchner (Atucha II), que ya está generando al 30 por ciento de su capacidad.
De Vido invitó a Kirienko a visitar la central cuando se alcance la potencia total de 745 megavatios.
Asimismo, recordó que Rosatom es uno los 5 proveedores precalificados para la primera central nuclear de tipo PWR, de uranio enriquecido y agua liviana, que llevará adelante la Argentina en paralelo con una de agua pesada y uranio natural que en gran medida se realizará en el país.
Por su parte, Kirienko consideró que terminar Atucha II “es un importante logro de la Argentina , que demuestra la alta calificación de los técnicos nucleares locales y ratifica el liderazgo regional” del país en el sector.