FUNAM: «Dioxitek dejó un desastre ambiental en Córdoba»

133

Luego de que el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba declarara la constitucionalidad de la Ley Provincial 9526, aprobada en 2008, que prohíbe la actividad minera metalífera bajo la modalidad «a cielo abierto», así como el uso de determinadas sustancias, en el ámbito de toda la provincia, el Dr. Raúl Montenegro, titular de la Fundación para la defensa del medio ambiente (FUNAM) habló al respecto con la Comunidad de Medios.

«Pude leer el fallo, aparte nosotros contribuimos con información técnica ante el STJ en Córdoba. Ante todo es una muy buena noticia para Córdoba pese a que APRESENEA y la Cámara Minera habían hecho una presentación para derrumbar esta ley, porque querían que se declare inconstitucional. El fallo ha sido adverso, es una muy buena noticia porque ya queda establecida, tiene una instancia muy firme sobre todo con lo que tiene que ver con minería metálica que utiliza sustancia de riesgo, el caso de acido sulfúrico, cianuro, mercurio. Pero lo más importante que el detonante para hacer esa ley fue un intento de explotación de uranio Córdoba, que como se sabe está relacionado con la Comisión de Energía Atómica y Dioxitek, en realidad esa fue la piedra del escándalo. El mejor resorte constitucional fue este proyecto de ley que finalmente se aprobó y que ahora tiene rango constitucional», comenzó diciendo.

Y continuó: «ahora, lo que es interesante es que el fallo mismo deja ver esto y de alguna forma la responsabilidad que han tenido quienes manejan el uranio, el caso de Dioxitek que es una empresa de la Comisión Nacional de la Energía Atómica en el desastre ambiental en Córdoba, en la mina de la cual se extraía uranio y que se procesaba en Dioxitek. Pero además están las más de 57 toneladas de residuos de uranio que están en barrio La Fraternidad de Alta Córdoba, que esta inmensamente poblada y que tampoco han sido remediado, es decir, creo que es más que interesante el fallo porque va mas allá de decir ‘bueno, no se puede usar esta sustancia de riesgo, de hacer minería a cielo abierto con estas sustancias’, sino que también queda en claro que es lo que ha llevado a apoyar este fallo y está claramente la impericia con que Dioxitek, ahora rebautiza la nueva planta de uranio en Formosa ha operado en Córdoba».

Además, Montenegro manifestó que «la Comisión Nacional de Energía Atómica ha mostrado realmente una impericia absoluta. Primero durante todo lo que fue el proceso de funcionamiento de la mina de uranio de El Gigante hasta que logramos su cierre, como el caso de Dioxitek. Una impericia tanto minera como en el procesado del uranio, una cerrada como es el caso de la mina y finalmente la otra expulsada como es el caso de Dioxitek, esa es la palabra justa porque no es una empresa que se mueve buscando mejores condiciones, sino que es una empresa que fue expulsada de Córdoba, después de haber sido rechazada por la provincia de Mendoza y la Rioja, llegó a Formosa».

Por último, disparó que Dioxitek «llegó la provincia porque nadie la quiso recibir antes, y en donde se le crea un soporte como es el Polo Científico y Tecnológico». (EXPRES DIARIO)